Puigdemont: la única vía “realista” es la “confrontación” con el Estado

Protagoniza una conferencia en Prada de Conflent, en el sur de Francia y a escasos kilómetros de la frontera

El expresident Carles Puigdemont ha reaparecido de nuevo en el sur de Francia en pleno clima de precampaña en Cataluña y con las elecciones pendientes de convocar por parte de Quim Torra. A un puñado de kilómetros de la frontera, como hiciera el pasado 29 de febrero con el polémico mitin en Perpiñán, el líder de Junts se ha desplazado esta vez hasta Prada de Conflent para protagonizar una conferencia de la Universitat Catalana d’Estiu en la que ha vuelto a insistir con el desafío para culminar el “procés”.“La única vía transitable y realista [para alcanzar la independencia] es la gestión de una confrontación inteligente con el Estado”.

“Es la menos segura y la más incierta de todas, pero lamentablemente no tenemos otra”, ha reconocido Puigdemont en referencia a los postulados más cercanos a la radicalidad que defiende la nueva postconvergencia. De hecho, el expresident ha dejado muy claro su diagnóstico -”del Estado no saldrá nunca una plataforma negociadora para la autodeterminación de Cataluña”- en un mensaje que parecía dirigido a Esquerra, además de al PSOE y a Unidas Podemos por la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat.

Y es que el eurodiputado ha hilvanado un discurso en el que, como ya es costumbre, ha alternado las críticas al Estado con la defensa del movimiento independentista tres años después del 1-O. En este sentido, ha asegurado que “la vía del acuerdo con el Estado es la preferida por la inmensa mayoría de los catalanes” para resolver el conflicto actual, pero ha descartado que sea una opción factible porque “España siempre tiene preparada una pared” para frustrar las aspiraciones nacionales de Cataluña.

En plena época de “guerra fría” -así definió ayer el también eurodiputado Toni Comín las relaciones entre JxCat y ERC-, Puigdemont ha querido hacer un llamamiento a la “unidad” escudándose en esta “vía única y realista” basada en la “confrontación inteligente” con el Estado. A su juicio, el independentismo debe promover un “debate interno constante” para buscar la “unidad estratégica” que le haga fuerte.

Puigdemont ha pronunciado una conferencia en la 52 Universitat Catalana d’Estiu (UCE), en Prada de Conflent, a la que han asistido los exconsellers Clara Ponsatí y Toni Comín; el director de la Casa de la Generalitat en Perpignan, Josep Puigbert; Elsa Artadi, Laura Borràs, Francesc de Dalmases, Josep Costa y Albert Batet (JxCat); el abogado Gonzalo Boye y la esposa de Puigdemont, Marcela Topor. Ayer por la tarde, el expresident de la Generalitatparticipó por sorpresa en un acto dedicado a los líderes independentistas en prisión y en el extranjero en la Maternidad de Elne (Francia) junto al citado Comín y a Ponsatí.