El TSJC deniega las medidas contra la restricción del ocio nocturno

El sector critica la "falta de diálogo" de la Generalitat

La discoteca Opium de Barcelona
La discoteca Opium de BarcelonaLa Razón (Custom Credit)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha denegado la petición de medidas cautelarísimas solicitadas por parte de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) a la modificación de la resolución de la conselleria de Salud, que aplica las restricciones de las actividades de hostelería, restauración y actividades recreativas.

En un auto, la Sala de lo Contencioso Administrativo ha asegurado que no aprecia la “urgencia y excepcionalidad” de la medida requerida y que no concurren los requisitos para decretar medidas cautelarísimas, emplazando a la conselleria a presentar antes de las 9 horas del miércoles 26 de agosto las alegaciones para que pueda pronunciarse de una suspensión ordinaria.

La conselleria modificó su resolución para adaptarse a las medidas extraordinarias para contener la pandemia del Covid-19, con una revisión y clarificación de los establecimientos en los que se aplica las restricciones a las actividades de hostelería, restauración y actividades recreativas.

En una resolución, publicada en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc), el departamento recordaba que estos establecimientos, así como los bares y restaurantes de playa, deben garantizar la distancia mínima de 1,5 metros en el servicio de barra y entre mesas, en las que debe haber un máximo de 10 personas, y establece un horario de cierre a la 1 de la madrugada, sin que se puedan admitir nuevos clientes a partir de las 12 de la noche.

En la modificación de la resolución, Salud añadió que estas medidas también se aplican a los establecimientos que desarrollen la actividad de restaurante musical y que, en cuanto a los que desarrollen las actividades de sala de conciertos, de café teatro y de café concierto, se establece un horario de cierre del servicio de bar a la 1 de la madrugada.

Asimismo ha añadido un apartado por el que suspende la apertura al público de los locales y establecimientos que desarrollen las actividades de discoteca, sala de baile, sala de fiestas con espectáculo, bar musical, karaoke, discotecas de juventud y establecimientos de actividades musicales de régimen especial y establecimientos públicos con reservados anexos.

La resolución suspendía también las actividades musicales con pistas de bailes o espacios habilitados fuera de los establecimientos anteriores, y la Fecasarm había solicitado medidas cautelarísimas ante los "gravísimos daños y perjuicios".

La Fecasarm, tras la rueda de prensa este lunes del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consellera de Salud, Alba Vergés, para anunciar nuevas medidas, ha acusado a la titular del departamento de “no mantener un diálogo” con todos los sectores.

Ante las palabras de Vergés de que se está trabajando con todos los sectores, el secretario general de la Fecasarm, Joaquim Boadas, ha dicho: “Como mínimo, nuestras actividades no trabajan bien ya que están cerradas, y su respuesta es siempre la misma, no contestar”.