El TSJC rechaza la suspensión cautelar del límite horario al ocio nocturno

Fecasarm anuncia un nuevo recurso contra las medidas restrictivas de la Generalitat

Una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona conversa con un trabajador de un local de ocio nocturno. EFE/Quique García
Una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona conversa con un trabajador de un local de ocio nocturno. EFE/Quique GarcíaQuique GarcíaEFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado un recurso de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) que pedía la suspensión cautelar de la resolución de la conselleria de Salud de acordar el cierre de actividades de hostelería, restauración y terrazas a la 1 de la madrugada y de fumar en la vía pública si no se respeta la distancia de seguridad.

En un auto, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC, que ya había denegado medidas urgentes contra la resolución, ha señalado que la normativa impugnada tiene su fundamento en el “agravamiento” de la situación epidemiológica en Cataluña, que requiere una respuesta preventiva rápida y eficaz.

Ha subrayado que las medidas incluidas en la resolución “fueron acordadas precisamente en atención a la defensa del interés general”, y que las consecuencias económicas que alega la Fecasarm para pedir la suspensión cautelar no pueden alterar el contenido y la finalidad de las medidas adoptadas.

El TSJC ha desestimado la petición de suspensión cautelar al “no acreditarse” que el interés particular del recurrente deba prevalecer sobre el interés general.

En un comunicado, la Fecasarm ha lamentado que el TSJC avale la limitación horaria en restaurante y la restricción de fumar en terrazas, y ha anunciado que recurrirá la decisión judicial. Un nuevo capítulo en esta batalla judicial que dura desde casi el inicio de la pandemia.

Hace tres semanas, el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, anunció la prórroga la resolución del Govern, adoptada el 24 de julio en el marco del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat), de mantener los locales de ocio nocturno cerrados dos semanas más. Ahora, la situación es la misma.

En ese momento, la Fecasarm también respondió y anunció, como el martes, que “procederán a impugnarla ante el TSJC, y que solicitarían medidas cautelarísimas para suspender la vigencia de la nueva resolución, como así fue. Lamentaron que se trató de la “quinta vez consecutiva que la Generalitat tomaría una decisión que afecta al sector del ocio nocturno sin ni siquiera escucharlo”, y advirtieron de que prorrogar el cierre del ocio nocturno tendrá efectos mortales para el sector.