La Generalitat implantará este curso un plan piloto de religión islámica en las escuelas públicas

El PP avisa de que analizará “con lupa” la medida de la conselleria de Educación

La conselleria de Educación ha creado un plan piloto para impartir Religión islámica en centros educativos públicos durante el curso 2020-2021, que se prevé que se imparta “preferentemente” en el primer curso de Primaria y en el primer curso de ESO.

Según una resolución publicada en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc), la implantación de este plan piloto tendrá lugar en centros de cuatro servicios territoriales: el Consorci d’Educació de Barcelona, Baix Llobregat (Barcelona), Girona y Tarragona.

Cada área educativa dispondrá de un docente para atender a los centros de Primaria y Secundaria, en función de las peticiones de asistencia a la materia de Religión islámica que hayan formalizado los padres o tutores en la matrícula.

El piloto prevé que la materia se imparta preferentemente tanto en el primer curso de Primaria como en el de ESO, pero si el profesorado que la da tiene horario disponible, se podrá impartir en otros cursos, empezando por los más bajos hasta agotar el horario lectivo.

La organización de grupos de la materia tiene que seguir los mismos criterios que los usados para Religión católica, y el número máximo tiene que ser el establecido en la normativa vigente para la etapa correspondiente, pudiendo agruparse alumnos de diferentes grupos o de diferentes niveles.

La Generalitat ha señalado que el currículum de Religión islámica está definido por el Gobierno central y que la programación se insiere en el despliegue de las competencias asociadas al ámbito de valores sociales y cívicos y el de cultura y valores.

Educación ha subrayado que la materia tiene que reflejar “las lenguas y las culturas de las familias musulmanas en Cataluña”, así como la realidad que engloba a musulmanes y no musulmanes, hombres y mujeres de diferentes procedencias geográficas y culturales, para transmitir al alumnado la perspectiva de inclusión y la educación en la diversidad.

Por su parte, el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha anunciado que su grupo en el Parlament analizará “con lupa” este nuevo plan piloto. “Cualquier medida que atente contra la igualdad entre hombres y mujeres e imponga a estas últimas sumisión al hombre u obligación de llevar burka o cualquier otra imposición la llevaremos a los tribunales”, advirtió.