Las universidades arrancan el curso con clases presenciales en primer curso y para alumnos en prácticas

Las doce universidades públicas catalanas implantan un modelo híbrido y uso obligatorio de mascarilla

Las doce universidades públicas de Cataluña garantizan “rigor y calidad” para este curso 2020-2021 “excepcional”, en el que implantarán por culpa de la epidemia de covid un modelo “híbrido” de docencia, con clases presenciales restringidas y a la vez virtuales, y el uso obligatorio de mascarillas.

Representantes del Govern y de las universidades participaron este jueves en una reunión organizada por el Consejo Interuniversitario de Cataluña (CIC), en el que han explicado que las clases presenciales restringidas garantizarán las condiciones de seguridad fijadas en el plan sectorial aprobado por Protección Civil y que se ha ampliado con el uso obligatorio de la mascarilla.

Las universidades también han garantizado que los alumnos podrán hacer las prácticas obligatorias para la obtención del título.

Mascarillas obligatoria en el aula

El curso universitario en Cataluña se iniciará este mes de septiembre y las universidades, ante la situación epidemiológica, han acordado ampliar las medidas preventivas ya previstas incorporando la obligatoriedad del uso de las mascarillas en las aulas.

Las directrices con las medidas preventivas comunes al sistema universitario catalán están recogidas en un documento marco que garantiza “la calidad de las enseñanzas y mantener la equidad del propio sistema universitario”, así como la previsión de los diferentes escenarios que pueden darse a corto y medio plazo.

La directora general de Universidades, Victoria Girona, ha destacado “el trabajo conjunto de todas las universidades y de la agencia de calidad para mantener el rigor y la calidad, así como para garantizar que se alcanzan los aprendizajes fijados pese al uso de diferentes metodologías docente”.

Girona ha insistido en que el diseño de este curso ha tenido como objetivo final que “ningún estudiante pierda el curso y hacerlo manteniendo el rigor y la calidad de las titulaciones oficiales”.

Las medidas académicas para el curso 2020-2021 prevén que, al menos durante la primera mitad del curso, se desarrolle con presencia restringida, y se ha acordado definir un modelo de docencia mixta o híbrida que combine la presencia en las aulas con entornos no presenciales o virtuales.

Primer curso y prácticas presenciales

En cuanto a las prácticas obligatorias para obtener la titulación universitaria, se han suscrito acuerdos con los Departamentos de Salud y de Educación para coordinar al máximo las decisiones respecto al desarrollo de las prácticas en centros sanitarios y educativos para minimizar la afectación entre los estudiantes.

En el caso de las prácticas en el ámbito de la salud, se priorizarán el formato presencial en las prácticas de los estudiantes de grado. También se hará un esfuerzo para que los alumnos de primer curso puedan ir a clase.

En cuanto a las prácticas en centros educativos, se hará el habitual sistema de asignación de prácticas teniendo en cuenta las pendientes del segundo semestre del curso 2019-2020, y se diseñarán teniendo en cuenta los tres escenarios posibles con los que trabaja Educación: normalidad y presencia absoluta, presencia condicionada y confinamiento