Quemas de imágenes de la Familia Real y seis independentistas detenidos por actos vandálicos

La policía catalana blinda las principales infraestructuras ante el temor a que se desborden las protestas

Pese a la crisis del coronavirus, el independentismo ha vuelto a la calle para celebrar la Diada. De momento, la mañana está transcurriendo con cierta tranquilidad a la espera de que las principales concentraciones se desarrollen esta tarde. Si bien, ya se han producido actos vandálicos, quemas de las imágenes de la familia real y dos detenciones. Así, a primera hora, las vías del tren entre Girona y Figueres han amanecido con daños ocasionados por los separatistas que han afectado a la circulación y, por ahora, el balance es de dos detenidos por los Mossos d’Esquadra en Barcelona.

Las vías del tren han aparecido esta mañana con neumáticos quemados y tablas de madera para impedir la circulación de los trenes. Más tarde, ya en Barcelona, se han registrado dos detenciones: una persona ha sido arrestada por colgar una pancarta en Arc de Triomf, lugar donde el independentismo radical ha organizado un acto esta mañana y donde esta tarde, a partir de las 19.30 horas, está previsto que se concentren los CDR; otra persona ha sido arrestada por hacer unas pintadas y por resistencia al agente de la autoridad y es militante de Endavant, una organización de la órbita de la CUP. Además, de madrugada, han sido detenidos otros cuatro miembros de los CDR en Lleida.

La manifestación del independentismo radical, que ha arrancado con un acto en Arc de Triomf y ha recorrido las calles del centro de Barcelona, ha hecho una parada en el paseo del Born para quemar imágenes de la Familia Real, donde aparecen el Rey Felipe VI, el Rey Emérito, la Reina Emérita, la Reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Más allá de estos episodios, la mañana ha transcurrido, en líneas generales, marcada por actos de carácter político con las tradicionales ofrendas florales ante el monumento a Rafael Casanova como principal acto. Allí han concurrido Govern y partidos políticos -salvo PP y Ciudadanos, que no acuden nunca-. Mientras tanto, las principales infraestructuras de Cataluña han estado blindadas por la policía ante la amenaza de que las acciones del independentismo vuelvan a sabotear el buen funcionamiento.

Òmnium Cultural también ha celebrado su acto central

Sociedad Civil Catalana