Los CDR vuelven a incendiar Barcelona: empiezan a quemar contenedores por el centro de la ciudad

Plantan cara, de nuevo, a los Mossos d’Esquadra tras protestas durante todo el día y sabotajes a las vías del tren

Unos activistas han empezado a incendiar contenedores por el centro de Barcelona tras una jornada de protestas durante la Diada. Los disturbios se han producido después de que quemaran sendos muñecos que simulan a Felipe V y a Felipe VI, durante un acto de los CDR en Barcelona con motivo de la Diada, y detrás de los muñecos se han colocado cajas con nombres de grandes instituciones, empresas y bancos. No obstante, al atardecer no se habían producido más incidentes violentos.

Los han quemado tras simular un juicio contra ‘el régimen del 78’, conducido por Roger Español, el manifestante que perdió un ojo durante los altercados del 1-O.

La sentencia simbólica del simulacro de juicio, leída por Español, ha sido ‘El pueblo de Catalunya decide: Declaramos al Estado español represor del pueblo de Catalunya y lo condenamos a quemar en la hoguera’.

Los CDR habían convocado la movilización en Arc de Triomf y han reunido a unas 200 personas que se han desplazado hasta el cruce entre la ronda Sant Pere y la calle Girona, frente al monumento de Rafael Casanova, donde han realizado esta ‘performance’.

Después han continuado hasta la plaza Urquinaona, que se ha convertido en un símbolo de los CDR por los disturbios que hubo en este lugar tras la sentencia del 1-O, y han avanzado hacia la plaza Catalunya para subir por paseo de Gràcia.

Durante la marcha han gritado consignas como ‘1-O ni olvido ni perdón’, ‘Viva Terra Lliure’, ‘Urquinaona, lo volveremos a hacer’ y gritos a favor de la independencia y contra la policía.

Los manifestantes no han respetado en ningún momento las distancias y las medidas sanitarias por el coronavirus, excepto el uso de la mascarilla.

Se trata del primer acto vandálico importante de los denominados CDR (comités de defensa de la república) en muchos meses. Durante la eclosión de la pandemia y el posterior confinamiento han estado muy inactivos.

Un millar de personas han participado en la concentración convocada por la Izquierda Independentista, integrada por la CUP, Arran, Endavant y SEPC --entre otros-- con motivo de la Diada.

La concentración, que ha sustituido la tradicional manifestación de la Izquierda Independentista por la Diada --a causa del coronavirus--, se ha celebrado en el paseo Lluís Companys, con una distancia de dos metros entre los participantes, limitación de aforo y controles en los accesos.