Llaman a los 20.000 vecinos del Raval a un cribado masivo

Es el barrio de la capital catalana con más contagios de coronavirus

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha hecho un llamamiento a las cerca de 20.000 personas que viven en el barrio del Raval de Barcelona --el que registra una incidencia de casos de coronavirus más elevada de la capital catalana-- para que participen en los cribados masivos y detectar, así, personas asintomáticas.

“Son intervenciones comunitarias en toda regla”, ha asegurado la consellera en rueda de prensa presencial y telemática junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras visitar el Casal de Gent Gran Josep Tarradellas de Barcelona en el que desde este martes hasta el jueves se realizarán dichos cribados.

Vergés ha destacado la colaboración entre el departamento, el Ayuntamiento y la gente del distrito que trabaja conjuntamente con la atención primaria, además de la participación del Hospital del Mar de Barcelona, para poder llegar a aquellos vecinos sin síntomas pero que igualmente tienen capacidad de infección.

“Lo hacemos en un una semana importantísima en la que hemos abierto las escuelas. Para que se pueda seguir con el aprendizaje en los institutos y para que se pueda ir a trabajar. Es importantísimo para mantener la actividad”, ha insistido la consellera.

Vergés ha pedido de nuevo limitar la actividad, no “socializar mucho” para no generar distintas cadenas de transmisión e intentar trabajar con grupos estables de convivencia, y además ha recordado que las personas con síntomas deben aislarse hasta obtener el resultado de la prueba PCR.

Por su parte, Colau ha destacado que no son los primeros cribados masivos que se realizan en la ciudad tras el “éxito” conseguido en los barrios de Torre Baró y Besòs-Maresme en el que, a su juicio, se desplazaron centenares de vecinos.

La alcaldesa ha insistido en que esta práctica es “importantísima para frenar las cadenas de contagio”, y ha argumentado que no se puede llevar a cabo de forma indiscriminada por lo que, según Colau, se centra en los barrios con mayor índice de casos.

La consellera ha precisado que, del 22 de junio al 26 de agosto, la incidencia de casos de coronavirus en el barrio del Raval ha sido de 959 positivos por cada 100.000 habitantes y, en Trinitat Vella, de 1.442 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la media de la ciudad es de 622 casos por cada 100.000.

Asimismo, Vergés ha descartado tomar medidas estrictas como el cierre de barrios porque considera que las intervenciones comunitarias “son mucho más interesantes” para frenar la pandemia, con cribados masivos y la colaboración con el mundo municipal, además de brindar información a la ciudadanía.