Pablo Casado y Albiol reivindican la gestión del PP contra los “okupas” en Badalona

El presidente de los populares insiste también en un cambio legislativo para erradicar este problema

El fenómeno de los «okupas» crece año tras año en España, pero su mayor impacto se está registrando en Cataluña, que lidera el ranking de todo el país de forma holgada. El PP, que siempre se ha mostrado implacable frente a este problema, ha hecho hoy gala de su gestión en Badalona, el cuarto municipio más importante de Cataluña –215.000 habitantes–, donde, según los datos que ha ofrecido su alcalde Xavier Garcia Albiol, ha conseguido hacerle frente a medias: del total de «okupaciones» denunciadas desde que llegó, la Guardia Urbana ha logrado evitar el 40%. Para conseguir hacerle frente del todo, los populares apuestan por un cambio legislativo, como ha expuesto Pablo Casado, que ha desembarcado hoy en Badalona acompañado del líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández.

Para materializar ese cambio en el marco legal, el PP ha presentado una proposición de Ley, que ya se registrado en el Congreso de los Diputados y que consta de cinco puntos: desalojar a los «okupas» 12 horas después de que se haya denunciado; recuperar las penas de prisión de 1 a 3 años (suprimidas durante el mandato del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero); impedir el empadronamiento de los «okupas» en el municipio de la vivienda; dar potestad a las comunidades de propietarios para que puedan actuar frente a la autoridad judicial y solicitar el desalojo de la vivienda; facultar a las personas jurídicas también para que puedan iniciar procedimientos de desalojo porque también afecta al resto de vecinos.

«Esto no afecta a los colectivos vulnerables, sino solo a la usurpación ilegal», ha aclarado Casado. De hecho, ha recordado que en España se denuncian 40 okupaciones diarias, 20 de ellas en Cataluña, datos que, según remarcó, triplican a los de 2005: «Es un problema que va en aumento». «No puede ser que haya habido 3.700 okupaciones ilegales en lo que va de año», ha reprochado el líder popular. Asimismo, Casado también cargó contra el vicepresidente Pablo Iglesias por «justificar» la ocupación. «Si justifica la ocupación, que deje vivir en el jardín de su casa a unos okupas. Es una sencilla solución», ha enfatizado.

El acto se ha celebrado en el barrio de La Salut de Badalona, zona en la que Albiol cuenta con un respaldo mayoritario –en las últimas elecciones recibió el voto del 60% de los vecinos–. En este sentido, el alcalde popular, que recuperó la vara de mando en abril y cuenta con 11 de los 27 concejales del Ayuntamiento –a tres de la mayoría absoluta–, ha reivindicado que los vecinos «reconocen su proyecto y su trabajo» en esta materia ya que, a su juicio, las «okupaciones» son un problema para los propietarios de la vivienda, pero también para los vecinos. «En la okupación hay dos víctimas claras: los propietarios de los inmuebles y los vecinos de ese piso que sufren el incivismo y los problemas de convivencia», ha remarcado Albiol.

Por su parte, Alejandro Fernández, que ha asumido un gran protagonismo y liderazgo en Cataluña en la lucha contra los «okupas» y contra la controvertida normativa en materia habitacional aprobada por la Generalitat y el Parlament en los últimos tiempos, también ha destacado la necesidad de hallar una solución a este «problema social». El líder de los populares catalanes recurrió ante el Tribunal Constitucional el «decreto okupa» aprobado por el Govern –que obliga a los grandes propietarios a ofrecer un alquiler social si sus viviendas han sido ocupadas– y ha anunciado un recurso contra la reciente Ley aprobada en la cámara catalana para limitar el precio del alquiler.

En este sentido, Fernández ha lamentado que haya familias que vivan con «pánico» a la «okupación», pero destacó que gracias a Albiol «se han evitado okupaciones». «Eso es hacer política social», subrayó, tras decir que rechaza a hablar sobre Quim Torra y optó por centrarse en los «problemas auténticos» de la gente.