Con la pancarta por la que ha sido inhabilitado y el puño alzado: así ha salido Torra del Palau

Representantes de partidos y entidades le acompañan y despliegan el cartel con la inscripción ante la Generalitat

Tras la comparecencia de Quim Torra en la galería Gótica del Palau de la Generalitat arropado por el Govern, la duda era saber cómo saldría de su interior tras ser inhabilitado por el TSJC, una condena ratificada este mediodía por el Supremo. En paralelo a su último discurso, la plaza de Sant Jaume se ha ido llenando de centenares de personas convocados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, donde también han llegado diputados de los tres partidos independentistas, JxCat, ERC y la CUP. El acto estaba preparado.

Pocos minutos después de las 19.20 horas, Torra ha salido del Palau acompañado de su mujer, Carola Miró, y varios miembros del Ejecutivo, los partidos y las mismas asociaciones. A su lado, de hecho, estaba la líder de la ANC, Elisenda Paluzie, cuando la comitiva ha desplegado la pancarta por la que ha sido inhabilitado el dirigente. La enseña pide la libertad para los “presos políticos y exiliados” y es el origen de la causa judicial que hoy se cierra con su inhabilitación firme y ejecutada.

Entre gritos de “president” y los clásicos cánticos de “independencia”, Torra ha permanecido unos diez minutos tras la pancarta frente a la puerta de entrada del Palau para recorrer luego parte de la plaza de Sant Jaume hacia una de sus salidas con el puño alzado, aplaudiendo a los congregados y con el apoyo de las entidades.