Cataluña insta al Gobierno a limitar la movilidad en Madrid: “Hay que tomar decisiones”

“No estamos en un oasis. Llevamos una semana mareando la perdiz, si no se toman decisiones, tendremos un problema”, lamenta el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon

España no es un donut. Madrid existe y tiene el virus del SARS-CoV-2 descontrolado. Tiene 775 infectados por cada 100.000 habitantes, el riesgo de rebrote es de 741, mientras que en Cataluña la curva ha caído en los últimos días a 166.

Pero Cataluña no es un oasis. “No estamos en una isla y lo que pase en otros territorios nos debe importar”, ha dicho esta tarde el secretario de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon. Hasta ahora, este médico había intentado no entrometerse en debates políticos, pero como epidemiólogo entiende que la situación en Madrid es tan grave que ha reclamado al Gobierno que limite la movilidad entre territorios.

“No estoy diciendo que se paralice el AVE o el puente aéreo, pero, hombre, reducir la movilidad, sí. Algo hay que hacer. Si se puede hacer una reunión virtual es mejor que hacerla de manera presencial”, ha dicho. “Madrid es un nudo de comunicación muy importante, tiene un sistema radial y si no hacemos algo en Madrid, tendremos un problema”, ha augurado.

Lo que no puede ser es que se demoren medidas más restrictivas por política. “Hay que tomar decisiones, sí. Hay que tomar decisiones. Llevamos mareando la perdiz una semana larga”, ha denunciado. Mientras el Ministerio de Sanidad evita intervenir, el gobierno de Isabel Díaz-Ayuso se ampara en una leve reducción de los ingresos para no tomar medidas más restrictivas.

Además de la situación en Madrid, a Argimon también le preocupa la evolución del virus en Europa. El virus se mueve y avanza en países como el Reino Unido, Francia y Holanda. “Todos tenemos que hacer esfuerzos”, ha constatado.

Sobre la situación en Cataluña, Argimon, que no es amante de hacer pronósticos, avanzó que en las próximas semanas la curva epidemiológica se comportará como una serpentina, subirá y bajará. El objetivo que ha puesto a todos es no sobrepasar los parámetros de hace una semana cuando el riesgo pasó los 200 y la rt, el número que indica cuántas personas contagia cada infectado pasó de 1. Ahora, está en 0,98.