La Generalitat endurece las restricciones en 15 municipios de los alrededores de Barcelona

El aforo máximo será del 50% en bares, actos religiosos y actividades deportivas

El Procicat de la Generalitat ha aprobado aplicar medidas especiales para frenar los contagios del coronavirus en 15 municipios del Vallès Occidental (Barcelona), que estarán vigentes durante 15 días a partir de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Los municipios afectados son Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Castellar del Vallès, Castellbisbal, Cerdanyola del Vallès, Matadepera, Polinyà, Ripollet, Rubí, Sabadell, Sant Cugat del Vallès, Sant Quirze del Vallès, Sentmenat, Terrassa y Viladecavalls, ha informado el Govern en un comunicado este lunes. Se trata de las localidades más pobladas de la zona.

La Generalitat pide a los vecinos de estos municipios -alrededor de 800.000 personas- quedarse en casa en la medida de lo posible y reducir al máximo su actividad social limitando contactos al grupo de convivencia habitual. Los centros de trabajo deberán intensificar la higiene con más limpieza y desinfección, garantizar la ventilación de espacios y edificios, y poner a disposición de los trabajadores jabón o gel hidroalcohólico. También deberán tomarse medidas para evitar “la coincidencia masiva de personas”, tanto trabajadores como clientes, potenciando el teletrabajo cuando la naturaleza de la actividad lo permita.

Los clientes de bares y restaurantes no podrán consumir en barra y tanto en el interior como en el exterior el aforo quedará limitado al 50%, y los negocios deberán cerrar a la una de la madrugada como muy tarde.

En actos religiosos y en actividades deportivas el aforo máximo será también del 50%, mientras que en los comercios la distancia física de seguridad a respetar será de 1,5 metros, tanto en exterior como en interior. Se podrán llevar a cabo actividades culturales de artes escénicas y musicales, cine, exposiciones, teatros y carpas, con un aforo que no supere el 70%.