¿Qué ayudas pone la Generalitat a disposición de bares y restaurantes?

Cataluña prepara un paquete de ayudas y cambios legales para sobrellevar la pandemia

La Generalitat, consciente del calado del cierre de bares y restaurantes, se ha comprometido con los diferentes sectores implicados a aprobar un paquete de medidas económicas y legales para paliar esta situación. Por ahora, sin embargo, sólo las ha anunciado ya que su aprobación depende de la próxima reunión de gobierno. En cualquier caso, estas medidas pasan por ayudas económicas, créditos blandos y la aprobación de la cláusula rebus sic stantibus.

Así las cosas, el conseller de Interior Miquel Sàmper, ha anunciado la incorporación de esta cláusula al Código Civil catalán para que los establecimientos comerciales, como bares y restaurantes, que estén afectados por las restricciones aplicadas para hacer frente a la pandemia puedan aplazar el pago del alquiler de sus locales.

La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha explicado que el Ejecutivo catalán no solo aprueba medidas restrictivas para limitar la actividad, sino que también impulsa medidas para ayudar a los sectores afectados, y ha detallado que esta cláusula “regula el cambio imprevisible de circunstancias en los contratos”.

Por su parte, Aragonès también ha detallado que el Govern abrirá una línea de ayudas directas para los establecimientos del sector de la restauración que “tengan más impacto en la facturación y tengan la restauración como única fuente de ingresos”, y contará con una dotación inicial de 40 millones de euros.

Además, impulsarán una línea de avales extraordinarios para “cubrir necesidades de liquidez de tesorería a corto plazo”, con ayudas de a partir de 12.000 euros.