Cierre de bares y restaurantes en Cataluña: el TSJC pide al Govern que corrija defectos de forma

Ha solicitado que las rectificaciones se lleven a cabo con máxima urgencia y la Generalitat ya las ha presentado

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha detectado errores en las medidas anunciadas por el Govern para cerrar bares y restaurantes, así como limitar actividades comerciales y de ocio para contener la segunda ola del coronavirus. La sala de lo contencioso administrativo ha pedido a la Generalitat que corrija defectos de forma dado que el documento presentado no incluye firma, número de decreto, ni fecha. Además, pide que, en su redactado, se indique dónde se requiere autorización por afectación de derechos fundamentales.

“Se requiere, para que a la máxima urgencia y de forma prioritaria, como máximo a las 13 horas del día de hoy, se concreten los puntos de su suplico que afecten a Derechos Fundamentales. Y a la vista de la copia presentada, acredítese el número, fecha y firma de la resolución”, indica en la resolución publicada esta mañana. La Generalitat ha hecho ya las rectificaciones solicitadas antes del plazo horario previsto.

Entre las medidas más severas anunciadas por el Govern, que tiene previsto que entren en vigor este viernes -una vez reciba el aval del TSJC-, se encuentra el cierre de bares y restaurantes, aunque también destacan la limitación de aforo en los comercios -30% de capacidad-, así como las limitación de aforo en gimnasio, teatro o cine -50% de capacidad-. Además, incluye la suspensión de ferias y congresos y el cierre de parques de atracciones.

También se han suspendido las actividades deportivas federadas no profesionales, mientras que los parques infantiles continuarán abiertos -hasta las 20 horas- y las actividades extraescolares seguirán en pie.

Respecto a las universidades, se ha pedido que vuelvan a las clases presenciales. Las escuelas no se cierran. Además, la Generalitat ha pedido a las empresas que se regrese al teletrabajo tanto como se pueda.

Cabe recordar que la Generalitat ya sufrió un revés de la Justicia en verano cuando trató de limitar los horarios de apertura de bares y restaurantes en el cierre de Lleida. El TSJC tumbó la obligación de cerrar a medianoche.

El Govern ha dado por iniciada la segunda ola del coronavirus, ya que el riesgo de rebrote continúa una escalada sin freno, pese a que hoy se ha desacelerado: se sitúa en 378 -ayer estaba en 368, el martes en 338 y el lunes en 311-. La incidencia acumulada también ha crecido sensiblemente en la última semana hasta rondar los 300 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cuando hace una semana no superaba los 200.

De momento, la presión hospitalaria tampoco está en cotas del todo preocupantes. Hay 1.062 hospitalizados y 188 ingresados en UCI -uno menos que ayer y muy lejos de las cifras de abril y mayo, que alcanzaron los 1.800-.