Oriol Mitjà carga con dureza y atribuye la tasa de muertos a un Govern “peligrosamente incompetente”

Cuestiona el trabajo de la consejera de Salud: “Le falta conocimiento en medicina, salud pública y la humildad para escuchar los expertos que saben”

En pleno inicio de la segunda oleada del coronavirus y coincidiendo con la aprobación de las nuevas restricciones por parte de la Generalitat, el infectólogo e investigador Oriol Mitjà -exasesor Covid de Quim Torra- ha cargado con dureza contra la gestión política de la epidemia y ha puesto al Ejecutivo catalán en el punto de mira: en una entrevista en TV3, ha atribuido la tasa de muertes a un Govern “peligrosamente incompetente”, ha pedido un severo castigo en las urnas -"no tendríamos que permitir que en unas elecciones mantuvieran su sitio"- y ha cuestionado el papel de la titular de Salud, Alba Vergés, de quien ha dicho que “le falta conocimiento en medicina, salud pública y la humildad para escuchar los expertos que saben”.

Unas declaraciones sin matices que ha realizado después de criticar las medidas restrictivas de la Generalitat -"yo no soy muy partidario"- y mostrarse de acuerdo con incrementar la capacidad de hacer pruebas rápidas para contener el avance del coronavirus. “Propuse incrementar la capacidad de testeo, pero las cúpulas directivas de salud son muy conservadoras”, ha lanzado después de explicar que el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon -al que ha salvado de las críticas al asegurar que es un profesional que quiere hacer “muchas cosas”- le consultó sobre las medidas a tomar.

“Tenemos la tasa de mortalidad mas elevada de todo el planeta”, ha asegurado antes de poner cifras a sus argumentos: los ciudadanos de Alemania han tenido 10 veces menos posibilidades de morirse que los catalanes, y los japoneses 100 veces menos. “Esto lo atribuyo directamente a las decisiones y a la falta de capacidad de tomar decisiones de una manera suficientemente ágil”. “Se han producido batallas partidistas y no ha habido la preparación suficiente como para poder entender cuáles eran las herramientas que podían prevenir una parte de estas muertes. No sabemos cuántas, pero una gran proporción, seguro”.

Y ante la pregunta del periodista sobre las repercusiones que pueden tener estas palabras, Mitjà ha subrayado: “Yo le diría que las personas que han estado al frente han sido peligrosamente incompetentes y no deberíamos permitir en unas elecciones que mantengan su puesto de trabajo”.

El infectólogo del Hospital Germans Trias i Pujol se ha mostrado totalmente partidario de invertir “más dinero" con el fin de poner más personal, rastreadores y hacer muchos tests de antígenos rápidos.