Aragonès será el representante de la Generalitat en la Conferencia de Presidentes

El Ejecutivo ha mantenido hasta el último momento la duda de quién acudirá en plena pugna entre JxCat y ERC

El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), participará en la Conferencia de Presidentes del próximo lunes, que se celebrará de manera telemática para abordar el reparto de los fondos de recuperación europeos junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y en la que también estará Pedro Sánchez. De esta manera, Cataluña vuelve a estar presente en el foro después de los sucesivos plantones -el último en acudir fue Artur Mas- y de no desplazarse tampoco al último cónclave en La Rioja y ante la presencia del Rey Felipe VI este verano.

Fuentes del Govern han explicado que, tras recibir la convocatoria formal por parte del Gobierno central, el Ejecutivo catalán ha acordado que será Pere Aragonès, titular también de la cartera de Economía, el que asista a la reunión en representación de la Generalitat.

Pese a que el Govern había garantizado su presencia en el encuentro, todavía no había aclarado cuál de sus miembros participaría. De hecho, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, había abierto la puerta a que acudiera otro conseller que no fuera el presidente en funciones -con todas las miradas puestas en el nuevo titular de Empresa, Ramon Tremosa (JxCat)- y ayer mismo explicó que esperarían a saber el orden del día de la reunión para decidir quién asistiría. Una circunstancia que se enmarca dentro de la pugna entre JxCat y ERC en el Govern tras la salida de Quim Torra, el ascenso de Aragonès con las funciones limitadas y con la vista puesta en las próximas elecciones del 14 de febrero.

Buena prueba de ello es que el Govern ha delegado en el conseller de Empresa, Ramon Tremosa, la asistencia a la reunión de la comisión técnica que se hará la tarde del lunes y a la que asistirá la secretaria general adjunta de la Comisión Europea, Céline Gauer. Tremosa entró en el gabinete sustituyendo a Àngels Chacón, la única representante del PDeCAT antes de la purga de Torra, es un dirigente afín a Puigdemont y desde el primer momento se ha mostrado incluso crítico con Pere Aragonès, compañero en el Ejecutivo y líder de ERC: «Me habría gustado que el vicepresidente Pere Aragonès también estuviese al lado del presidente de la Generalitat defendiendo que necesitamos ahora dinero, por ejemplo, para dar una paga extra al personal sanitario. No lo ha hecho públicamente, que yo sepa», dijo de él en su primera entrevista pública tras entrar en la Generalitat.

Pese al conflicto político abierto, el Govern siempre ha apostado por acudir a esta conferencia de presidentes -"allí se pueden defender los intereses de los catalanes y allí donde éstos estén en juego, estaremos siempre"- clave para la distribución de los fondos europeos destinados a España para la recuperación de la pandemia. Desde Cataluña se ha reclamado en varias ocasiones poder gestionar directamente parte de las ayudas destinadas. Además, a nivel político, ERC logra mantener el liderazgo de Pere Aragonès con sus funciones ante JxCat.