El PDeCat votará a favor del estado de alarma, mientras JxCat se muestra “decepcionado”

La formación de Puigdemont se abre a apoyarlo si hay mejoras e incluye más capacidad de decisión para la Generalitat

La Portavoz del Grupo Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs (c), junto a Ferran Bel (PDeCat) (i).Pool Pool

El portavoz del PDeCat, Marc Solsona, ha anunciado esta mañana que los cuatro diputados del PDeCat en el Congreso votarán a favor del estado de alarma decretado por el Gobierno. A su vez, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha expresado la “decepción” que ha generado en su partido el decreto de estado de alarma porque considera que incluye medidas “insuficientes”, aunque no ha desvelado el sentido del voto de sus cuatro diputados en la cámara baja.

Solsona ha dicho que el estado de alarma cuenta con el “voto inicial” del PDeCat debido a la “situación actual” que atraviesa Cataluña por el coronavirus. Asimismo y en clave catalana, ha pedido a la Generalitat que reconsidere el cierre de bares y restaurantes y ha exigido que las medidas que tome para contener al coronavirus sean “territorializadas”, es decir, diferentes según el territorio en el que se apliquen ya que la incidencia no es la misma. En este sentido, ha distinguido, principalmente, entre Barcelona y su área metropolitana y las ciudades del interior para la aplicación del toque de queda.

El portavoz del PDeCat también ha criticado la “incertidumbre” que genera la política comunicativa del Govern, ya que en las últimas horas se están lanzando mensajes y alimentando la especulación sobre hipotéticas medidas. Hoy, por ejemplo, la Generalitat ha amenazado con el confinamiento durante los fines de semana, medida que, además, Solsona ha cuestionado. “Sabemos que todo es muy complicado, pero eso no debe estar reñido con el rigor comunicativo”, ha afirmado.

Por su lado, Artadi se ha mostrado muy crítica con el decreto del estado de alarma porque considera que apenas da margen a la Generalitat para tomar decisiones, aunque ha apuntado que tienen previsto trabajar en los próximos días con otros grupos parlamentarios del Congreso y el Gobierno sobre cómo mejorar ese decreto para poder respaldarlo. “No queremos ser el no a todo, ni tampoco una adhesión ciega”, ha afirmado esta mañana.

A su juicio, el decreto es “diferente” a cómo se había apuntado en las últimas horas y reprocha que la autoridad competente continúa siendo el Gobierno. “El Govern de la Generalitat para tomar medidas debe pedir permiso al Gobierno cuando antes lo tenía que hacer ante los jueces”, ha asegurado Artadi. En este sentido, ha recalcado que, por ejemplo, el horario para el toque de queda solo puede modularse una hora arriba y abajo. La Generalitat, según ha expuesto Artadi, tampoco puede limitar la movilidad de los ciudadanos en horario diurno y, en caso de tener voluntad para ello, debe pedírselo al Gobierno. “Habla de confinamientos perimetrales, pero eso ya se hizo en la primera ola o en verano”, ha recordado.

También ha criticado que es “insuficiente” porque no incluye medidas económicas o para paralizar desahucios, para promover el teletrabajo o la contratación de emergencia. Artadi también ha cuestionado que se quiera prolongar durante seis meses. “Es una medida que es extraordinariamente excepcional y que no podemos normalizar de ninguna manera. No podemos permitir que se normalice sin ningún control parlamentario”, ha asegurado Artadi, que ha rechazado que sea suficiente con comparecencias cada quince días del ministro de Sanidad, Salvador Illa. “Saltarse el control parlamentario parece que poder tomar medidas de restricción de derechos y libertades se convierta en una situación normal”, ha añadido.