Intentan contratar a un sicario para asesinar a un empresario

El individuo al que se encargó el crimen, a cambio de 5.000 euros, avisó a la víctima

Sucesos.- Siete detenidos en Valladolid por golpear a una menor para llevarse sus auriculares y cinco euros
Un coche patrulla de la Policia Nacional. POLICÍA NACIONAL. 12/06/2020 POLICÍA NACIONAL.

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención en la localidad de Tarrasa de tres personas a quienes se les acusa presuntamente de conspirar para cometer un asesinato. Iban a contratar a un sicario. Uno de los individuos con el que supuestamente habrían hablado para llevar a cabo el crimen, se puso en contacto con la víctima para advertirle del peligro que corría y a su vez para pedirle dinero a cambio de protegerlo y de declarar contra las personas que querían matarle.

La investigación se inició a raíz de una información anónima recibida en la Comisaría de la Policía Nacional de Tarrasa, en la que daban cuenta de la existencia de un plan urdido por tres personas para asesinar a un empresario afincado en el Baix Llobregat. Para llevarlo a cabo estarían contactando con personas de ambientes delincuenciales con la intención de contratar a un sicario a quien pagarían 15.000 euros por llevar a cabo el plan.

Una vez iniciadas las primeras actuaciones policiales, los investigadores tuvieron conocimiento de que al parecer la persona a la que querían asesinar resultaría ser un empresario que años atrás fue socio del instigador de la trama.

En la actualidad sería competencia directa en el mismo sector de la logística y transporte y por ello, sumado a la animadversión que arrastraba contra él por desavenencias en su anterior etapa de socios, habría decido eliminar de forma drástica a su máximo competidor en el sector.

Según avanzaban las pesquisas policiales se pudo determinar que el máximo responsable de la trama habría contactado con una persona de su entorno familiar para que localizara a una persona dispuesta a ejecutar el plan, pagándole por ello la cantidad de 5.000 euros. Éste a su vez contactó con un amigo que tendría vínculos con determinados ambientes delincuenciales y que, a cambio de otros 5.000 euros, se encargaría de encontrar y contratar al sicario que llevaría a cabo el propósito a cambio de otros 15.000 euros.

Ante la inminencia y la gravedad de los hechos y tras tener conocimiento de que al menos se habrían mantenido contacto con dos presuntos sicarios para ejecutar el crimen, ese precipitó la operación que culminó con la detención de los tres principales implicados en la trama.