Colau apenas consigue captar 22 apartamentos turísticos en Barcelona para vivienda social

El Ayuntamiento pagará entre 700 y 1.200 euros al mes para alojar a familias vulnerables

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Quizás han fallado los tiempos o que es mucho más difícil renunciar a la gallina de los huevos de oro de lo que parecía, pero lo cierto es que el Ayuntamiento de Barcelona apenas ha logrado captar 22 pisos turísticos para en lo que va de pandemia para destinarlos a vivienda social. Los primeros contratos llegan cuatro meses después de hacer un llamamiento al sector, que dispone de unos 9.000 pisos turísticos con licencia, es decir, declarados, en la ciudad. Los 22 pisos captados son, en cualquier caso, de cinco propietarios diferentes, dos de los cuales han aportado bloques enteros. El Ayuntamiento pagará entre 700 y 1.200 euros por vivienda cada mes, que incluye alquiler, suministros y servicios.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, dijo que la cifra captada “es insuficiente” pero “es el primer paso para inspirar otros operadores con una propuesta ganadora que ayuda a sostener la actividad”. Los 22 pisos turísticos servirán para alojar 80 personas que estaban en pensiones esperando un piso de la Mesa de Emergencia, en la que hay más de 500 familias en espera y otras 800 en pensiones a cargo municipal.

La mayoría de los pisos turísticos (18) se cederán por 12 meses; tres, por 36 meses, y uno, por dos años. El gerente de la IMHAB, Gerard Capó, considera que el precio es “ajustado por debajo de mercado”.

Uno de los bloques enteros es el barrio del Camp de l’Arpa del Clot, con 10 apartamentos. El otro bloque es el Poble Sec, con seis viviendas, una finca que fue víctima de una ocupación conflictiva. Los otros pisos (seis) se encuentran repartidos en varios bloques en los barrios del Clot, la Villa de Gracia, la Salud, la Sagrada Familia y Hostafrancs.