Colau pone en marcha una campaña contra el turismo en plena pandemia

El PP denuncia que el partido de la acaldesa “fomenta la turismofobia en plena crisis y es un insulto contra muchos sectores de la ciudad”

Campaña de BComú contra el turismo
Campaña de BComú contra el turismoLa Razón (Custom Credit)

El don de la oportunidad, desde el comienzo de la pandemia, no ha resultado ser uno de los fuertes de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Su controvertido concierto en los balcones, por ejemplo, acabó como el rosario de la aurora y sin celebrarse. La última campaña de su partido político, Barcelona en Comú, parece sufrir del mismo mal. Sólo así se explica que ante la ausencia de turistas en la ciudad los comunes carguen contra el turismo, entre otras cuestiones.

Bajo el eslogan “Sentit Comú” y con imágenes ilustradas, los comunes han iniciado una campaña que consta de 11 carteles con mensajes que intentan justificar las decisiones tomadas por Colau al frente del Ayuntamiento, como el urbanismo táctico, los ataques a la monarquía o la turismofobia.

Al respecto, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, considera que la nueva campaña publicitaria que promueve el partido de la alcaldesa Ada Colau en Barcelona “fomenta la turismofobia en plena crisis y es un insulto contra muchos sectores de la ciudad que lo están pasando muy mal debido a la crisis económica provocada por la pandemia”. A su juicio, el mensaje que ofrece Colau sobre el turismo con el mensaje es desafortunado: ‘Barcelona no puede vivir solo del turismo’. “Por suerte, Barcelona no vive solo del turismo, tiene muchos sectores económicos como: comercial, restauración , TIC, industrias creativas, ciencia, el sanitario, industria 4.0, pero la realidad es que el turismo representa aproximadamente un 15% del PIB y casi un 9% del empleo de la ciudad, un hecho que se debe cuidar y no atacar”.

Sobre la monarquía, más de lo mismo. Un cartel que reza “en una democracia sobra el rey” y que sirve de antesala para el pleno municipal de mañana en el que el Ayuntamiento, presumiblemente, quitará la medalla de la ciudad a Juan Carlos I.