El PP pone en duda que las elecciones catalanas se puedan celebrar el 14 de febrero

Alejandro Fernández alerta de la situación sanitaria y de los intereses de JxCat, más proclive a poder forzar un retraso

El diputado del PP Alejandro Fernández, durante una sesión plenaria monográfica en el Parlament sobre la inhabilitación del expresidente Quim TorraDavid Zorrakino Europa Press

El presidente del PP de Cataluña, Alejandro Fernández, pone en duda que se celebren elecciones en Cataluña el próximo 14 de febrero porque considera que tanto las condiciones sanitarias derivadas de la pandemia como los intereses electorales de JxCat pueden provocar un retraso de la convocatoria. Fernández cree que las elecciones podrían convocarse el 22 de diciembre al agotarse los plazos preceptivos para presentar alguna candidatura a la investidura, pero no da por hecho que ello comporte automáticamente que luego se celebren el 14 de febrero.

En una entrevista en el programa Converses de Cope-Catalunya, el líder del PP ha afirmado respecto a esa fecha que “no creo que se den las circunstancias sanitarias” y ha recordado el precedente del retraso de las elecciones vascas y gallegas, que deberían haberse celebrado la pasada primavera y se retrasaron por la COVID-19. A ello añade, asegura el dirigente del PP, la posibilidad de que JxCat fuerce un retraso para “intentar que sean cuanto más tarde mejor” por interés estratégico de esta formación y ha recordado que ya era contraria a que el presidente del Parlament, Roger Torrent, activara el decreto que activaba “el reloj” de los comicios.

Asimismo, Fernández ha insistido en que las próximas elecciones catalanas “no serán plebiscitarias” ya que la gravedad de los efectos de la COVID-19 sobre la sociedad y la economía obligará a las formaciones políticas a plantear una campaña de programas sociales para paliar esta situación.