La Fiscalía recurre el tercer grado de Forcadell y Bassa

La decisión recae sobre el Tribunal Supremo, y en caso de aprobación se suspenderían las salidas de las 2 ex dirigentes independentistas

La ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, a su salida a primera hora de una mañana de la prisión de Wad-Ras en Barcelona. EFE/Quique GarciaQuique GarciaEFE

La Fiscalía de Vigilancia Penitenciaria ha presentado un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo (TS) contra el tercer grado de la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell y de la ex consellera Dolors Bassa.

Fuentes fiscales han explicado que la decisión sobre los efectos suspensivos del recurso de apelación recae en el tribunal que recibirá el recurso, y será el Supremo porque fue el que las condenó.

La aprobación por parte del Supremo podría producirse en los próximos días, por lo que quedarán suspendidos sus permisos penitenciarios, y perderán el régimen de semilibertad de que gozaban hasta ahora.

De esta manera, Forcadell y Bassa ya no podrían hacer las salidas diurnas que hacen cada día ni pasar los fines de semana completos en casa, y deberían devolver a las cárceles de Wad-Ras y Puig de les Basses, donde se encuentran recluidas. El juez también debe decidir si los retira el artículo 100.2, que les permite hacer salidas laborales y de voluntariado, así como hizo con los hombres presos por el 1-O en una decisión tomada a finales del mes de julio.

Un mes después de su última comparecencia pública, precisamente en el Parlament, el juzgado de vigilancia penitenciaria avaló el martes 27 de octubre el tercer grado para ambas ex dirigentes. En dos autos, se acordó desestimar los recursos presentados por la Fiscalía, lo que permite mantener este régimen penitenciario, a diferencia de los líderes independentistas presos en la cárcel de Lledoners.

Forcadell, que cumple condena por sedición en tercer grado penitenciario, regresó en septiembre a la cámara que presidió, el Parlament, dos años y medio después de su encarcelamiento. El motivo fue la conmemoración de los 40 años del restablecimiento de la institución después de la dictadura.