Un coche de los Mossos queda destrozado tras una protesta contra el toque de queda en Barcelona

Ocurrió en el epicentro de los altercados, el distrito de Ciutat Vella

El coche recibió una lluvia de palos y golpesMossos d'Esquadra

Las protestas del pasado fin de semana en Barcelona, el primero con el toque de queda decretado de 22 a las 6 horas provocaron el destrozo de un vehículo patrulla de los Mossos d’Esquadra, perteneciente a la comisaría de Ciutat Vella. Esa zona fue el epicentro de los principales altercados en la ciudad.

Los Mossos levantaron, hasta las 6 horas del domingo, un total de 1.205 infracciones de las restricciones para evitar contagios de coronavirus en Cataluña.

El coche patrulla quedó totalmente destrozado, después de ser atacado por un grupo de desconocidos al final de una manifestación por el centro de Barcelona.

Cuando la marcha llegó a la plaza de Sant Miquel, junto a la plaza de Sant Jaume, se registraron algunos incidentes. La marcha, que protestaba por los últimos desalojo en la ciudad de Barcelona, salió de la plaza de la Catedral y concentró a unas 1.000 personas, aunque poco a poco se fue sumando más gente. Además, un grupo de personas rompieron los cristales de un edificio municipal e hicieron pintadas de varias temáticas.