El PP pide a Colau recuperar el pesebre tradicional en Barcelona

Ramírez anima a mantener las tradiciones navideñas pese a la pandemia

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Óscar RamírezLa Razón

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, pide a la alcaldesa, Ada Colau, que no elimine el pesebre de la plaza de Sant Jaume, y que monte un belén tradicional junto a las Asociaciones de pesebristas que tenga un coste menor y que este alejado de los “carísimos antipesebres de los últimos años”.

El comunicado del grupo popular municipal recuerda que el teniente de acalde de Cultura, Joan Subirats, explicó que la pandemia “crea dificultades para instalar el pesebre al aire libre de la plaza de Sant Jaume”, y que por eso han decidido eliminarlo y montar en el Ayuntamiento una exposición que recuerde los pesebres de los últimos 10 años.

“Barcelona no tiene por qué renunciar a su tradición navideña, dejando de instalar el pesebre, somos conscientes de la situación por la pandemia, pero ajustando la instalación a las medidas oportunas para evitar aglomeraciones se puede montar un belén sin problemas. No tiene mucho sentido hacer una exposición con los pesebres de los últimos 10 años en el Ayuntamiento y en cambio eliminar el pesebre, la gente también visitará la exposición, es una decisión incongruente por parte del gobierno de la alcaldesa Ada Colau”, reza el comunicado.

"Ya tuvimos suficiente con el pesebre trastero del año pasado que costó 97.000 euros o el del año 2018 que convirtió al niño Jesús era un taburete y María y José en dos sillas con un coste de 100.000€”, ha criticado. En este sentido, el portavoz popular considera que, “no hace falta gastarse 100.000 euros en un pesebre, el Consistorio tiene en sus almacenes figuras de otros años que podrían reutilizarse y evitar costes innecesarios de diseños estrafalarios, que son más noticia por el ridículo que por el diseño”.