Esquerra eleva el tono frente al Gobierno y rescata el “España nos roba”

Pere Aragonès carga contra el Estado por el “expolio fiscal” y por las medidas que ha tomado durante la pandemia

El coordinador nacional de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.Servicio Ilustrado (Automático) CANAL YOUTUBE ERC

Esquerra ha elevado el tono frente al Estado rumbo a las elecciones catalanas del 14 de febrero. En plena precampaña electoral, los republicanos, que parten con ventaja en todas las encuestas y como favoritos para la victoria, han cargado hoy de manera contundente contra el Gobierno, rescatando el “España nos roba", y han advertido: “Cataluña será independiente”. El president en funciones y candidato de Esquerra, Pere Aragonès, ha recriminado que Cataluña tiene “un Estado en contra”.

“Imaginaos qué podríamos hacer, hasta dónde podríamos ir, no solo en la lucha contra la pandemia sino en la lucha por construir este futuro colectivo de igualdad de oportunidades que cada día, pieza a pieza, vamos haciendo si tuviéramos todas las herramientas de un Estado independiente. Y, para eso no dejaremos de luchar, para tener la República catalana”, ha afirmado Aragonès en una intervención esta mañana ante el Consell Nacional. El president en funciones ha asegurado que Esquerra nunca rehuirá sus responsabilidades y seguirá trabajando para “servir a la ciudadanía” y para conseguir una Cataluña independiente pese a un “expolio fiscal que no se confina y pese a no tener todas las herramientas”.

De esta manera, los republicanos han vuelto, aunque de forma tímida, al mensaje del “España nos roba”, que parecía que habían aparcado y del que se ha apropiado JxCat ahora -ya que el inventor fue Esquerra-. El independentismo siempre ha cifrado en 16.000 millones de euros el déficit fiscal del Estado con Cataluña -es decir, la diferencia entre el dinero que recauda el Estado y que luego devuelve a la autonomía-. El “España nos roba”, que ha reaparecido con fuerza durante todos estos meses de pandemia en boca, sobre todo, de Quim Torra, es retomado por Esquerra para tratar de amarrar también voto independentista en su pugna con JxCat de cara a las elecciones.

Pero los ataques al Gobierno y al Estado no se han quedado solo ahí. El president en funciones también ha cargado contra las medidas económicas durante la pandemia: así, ha reprochado que Pedro Sánchez haya subido las cuotas a las autónomos ahora mientras la Generalitat da ayudas por valor de 2.000 euros. “Mientras nosotros acompañamos a aquellos que debido a su vulnerabilidad están sufriendo la pandemia, que han tenido que bajar la persiana temporalmente, estamos viendo como el Estado no está a la altura. Va tarde y mal”, ha afirmado.

“Menos incrementar la partida presupuestaria a la Monarquía corrupta y más una moratoria de impuestos, suspensión de la cotización a la Seguridad Social y suspensión de pagos de suministros, de hipoteca y alquileres a los sectores que se han visto obligados a suspender sus actividades”, ha reclamado. “Nosotros estamos haciendo el trabajo y el Estado está de brazos cruzados”, ha agregado. En este marco, ha insistido en quieren “toda la responsabilidad y todas las herramientas”. “Y lo conseguiremos. Es inevitable. Este país será independiente porque este país y su gente quieren ser libre. Y lo conseguiremos”, ha agregado.

Asimismo, también ha cargado contra el Estado por la “operación Voloh" de la Guardia Civil que ha puesto en el punto de mira a Esquerra y al círculo de confianza de Carles Puigdemont por sospechas de mala praxis en la administración pública. Frente a esta operación, Aragonès ha tratado de proyectar a Esquerra como el rival a batir por Madrid: “Tienen pánico de que ganemos las elecciones porque saben que nuestra prioridad es la independencia y la justicia social”, ha dicho el president en funciones, tras reivindicar que Esquerra es implacable contra la corrupción tras 89 años de historia sin un solo caso.

En cualquier caso, Esquerra mantiene la mano tendida al Gobierno en Madrid, ya que esta semana permitirá la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para poder negociarlos. También el PDeCat ha optado por esa posición, mientras que JxCat presentará una enmienda a la totalidad, aunque también con la aspiración de negociar.