La Generalitat abre un expediente a la Sagrada Familia por una celebración con 600 personas

El acto fue por la beatificación de Joan Roig Diggle

La ceremonia de beatificación de Joan Roig Diggle en la Sagrada Familia. G. SIMÓN - ARQUEBISBAT DE BARCELONAServicio Ilustrado (Automático) G. SIMÓN - ARQUEBISBAT DE BARCEL

La conselleria de Salud anunció el sábado que abrirá un expediente para investigar si se respetaron todas las medidas sanitarias y de movilidad en la ceremonia con casi 600 personas que se celebró el mismo día en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, permitida pese a las restricciones para evitar contagios de Covid-19. Fue la beatificación de Joan Roig Diggle, asesinado en los inicios de la Guerra Civil por milicianos.

Salud Pública revisará si se ha cumplido con las restricciones ante “la gran movilidad que ha implicado el acto religioso”, teniendo en cuenta el contexto de pandemia, informaron fuentes del departamento.

El control se extenderá tanto al acto -que se celebró con un tercio del aforo, con mascarilla obligatoria para los asistentes y gel hidroalcohólico-como a la organización del evento.

La conselleria de Salud recordó que el decreto del estado de alarma no permite cerrar espacios religiosos sino solo reducir aforos, por respeto a la libertad de culto como derecho fundamental.

Sin embargo, alertó de que “este tipo de eventos masivos tienen un riesgo epidemiológico del todo injustificable dada la situación actual y, por tanto, se planteará reforzar las medidas de protección para que no vuelva a pasar”.

La CUP y los comuns habían criticado la celebración de este evento con cerca de 600 personas pese a las restricciones sanitarias, en sendos apuntes en Twitter.