JxCat y Esquerra se enfrentan por el caos de la Generalitat en las ayudas a los autónomos

La oposición carga contra el Govern por la insuficiencia de los recursos destinados y por el criterio de reparto

El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalitat, Jordi Puigneró. DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Los dirigentes independentistas de cualquier color político -tanto de JxCat como de Esquerra- reclaman muy a menudo todas las responsabilidades y competencias porque, según sostienen, harían una mejor gestión de los recursos de la que hace el Estado. Sin embargo, aquellos ámbitos de actuación que están bajo la administración de la Generalitat están quedando en entredicho: por ejemplo, en las últimas 24 horas, las ayudas a los autónomos. La web habilitada por el Govern ha colapsado dos veces entre ayer y hoy y el dinero entregado -2.000 euros en un pago única para cada solicitante- es del todo insuficiente ya que solo da para 10.000 beneficiarios de los más de 400.000 trabajadores por cuenta propia que han hecho una solicitud en la autonomía.

Todo ello ha desatado una gran indignación entre los autónomos y la Generalitat ha tenido que salir al paso para pedir disculpas, aunque también ha vuelto a cargar la culpa sobre el Estado. “Este Govern no tiene suficiente dinero para hacer frente a los sectores económicos que lo necesitan. Ninguna ayuda por parte del Gobierno español a los sectores afectados. No solo no ha ayudado a los autónomos sino que ha incrementado la cuota”, ha afirmado la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, reclamando más recursos. A lo largo de esta tarde está previsto una reunión en el Govern para valorar qué hacer: Budó ha abierto la puerta a intentar ampliar las ayudas -este paquete estaba formado por 20 millones de euros-.

En paralelo, las luchas intestinas entre los socios de Govern también han reaparecido. En este caso, la pugna se ha librado entre la conselleria de Trabajo (Esquerra), encargada de dar las ayudas, y la consellería de Políticas Digitales (JxCat), responsable de la web, que se ha bloqueado dos veces entre ayer y hoy. Así, Políticas Digitales acusa a Trabajo del criterio de reparto de las ayudas empleado -por orden de petición- ya que ha generado una avalancha de solicitudes que ha colapsado la web (más de 400.000), mientras que Trabajo pone en duda de que la web estuviera en condiciones para tramitar las peticiones.

Finalmente, también ha llegado el aluvión de críticas de la oposición y la solicitud de comparecencias: Ciudadanos, PSC, Comunes, la CUP y el PP han pedido explicaciones en el Parlament de los consellers Ramon Tremosa (Empresa), Chakir el Homrani (Trabajo y Asuntos Sociales), Jordi Puigneró (Políticas Digitales) y del vicepresidente, Pere Aragonès. El líder del PP, Alejandro Fernández, ha criticado el criterio para repartir las ayudas. “Imposible imaginar un sistema más arbitrario, injusto, humillante y encima cutre. 406.000 peticiones y sólo reciben ayuda 10.000, por el moderno sistema del codazo (cibernético) de a ver quien llega antes, como en la ley de la selva”, ha afirmado Fernández en un mensaje a través de las redes sociales. También Ciudadanos ha criticado las “deficiencias” y Catalunya En Comú Podem ha tildado de “fracaso” la distribución de las ayudas por el mecanismo usado y por la cuantía destinada y ha reclamado a la Generalitat que haga una nueva convocatoria.

Las ayudas han ido dirigidas a los autónomos con ingresos bajos -que en la última declaración no hayan presentado una base imponible superior a 35.000 euros y acrediten un rendimiento neto inferior a los 13.125 euros entre enero y septiembre-. En total, tan solo pueden aspirar a las ayudas 10.000 beneficiarios de los en torno a 550.000 autónomos que hay en Cataluña -es decir, tan solo un 2%-. Budó, en este sentido, ha reconocido que “no hay suficiente dinero” para hacer frente a lo que necesitan los ciudadanos.