El virus suspende la cabalgata: Los Reyes Magos llegarán al Fórum donde harán un espectáculo televisivo

Los niños podrán visitar con cita previa el espacio donde llegará el séquito real entre el 28 de diciembre y el 5 de enero y entregar sus cartas

Los Reyes Magos llegarán este año al Fórum de Barcelona con el pailebote Santa Eulàlia, pero en vez de cabalgata participarán en un espectáculo televisado

Barcelona ha recibido esta mañana noticias desde el Lejano Oriente. Después de días de reflexión, Melchor, Gaspar y Baltasar han decidido que este año no habrá cabalgatas en Barcelona. Ni la grande, que recorría la ciudad desde el Moll de la Fusta hasta la avenida María Cristina, ni en los distritos. Como son magos, pueden predecir que un cabalgata tradicional, que mueve a cientos de miles de personas, facilitaría la transmisión del nuevo coronavirus y no quieren ser responsables de que ningún niño ni ningún abuelo caiga enfermo. Pero como saben que Barcelona empieza a preparar la cabalgata tan pronto zarpan de regreso al Lejano Oriente, no van a tirar por la borda el trabajo hecho ni dejar a los niños sin uno de los días más emocionantes del año. El Ayuntamiento de Barcelona organizará, junto a los pajes reales y los duendes que trabajan en las minas del Gigante Carbonero, un espacio de 10.000 metros cuadrados en el Fòrum para que los niños puedan visitar, entre el 28 de diciembre y el 5 de enero, el almacén donde se preparan los regalos, las carrozas y el carbón para la Noche de Reyes. Allá podrán entregar la carta a los pajes Gregori y Omar, con quienes podrán charlar virtualmente, y disfrutar del espectáculo de magia y color que es ver al séquito real cómo organizan los paquetes.

Para poder acceder a este espacio “real”, habrá que pedir cita previa. El horario de visita será entre las 10.00 y las 14.00 horas por la mañana y entre las 16.00 y las 20.00 horas por la tarde. El día 1 estará cerrado y los días 31 de diciembre y 5 de enero sólo se podrá entrar por la mañana. El circuito de la visita tendrá ocho ambientes y se tarda unos 50 minutos en recorrerlo. Se podrá empezar a reservar plaza a partir del 15 de diciembre.

Aunque no haya cabalgata, los Reyes Magos llegarán como siempre en el pailebote Santa Eulalia por mar. Pero esta vez atracarán en el Fòrum, que además de ser más espacioso que el Moll de la Fusta, les será más cómodo para acceder a los almacenes donde empaquetan los regalos y donde se cargan las carrozas. Que no haya cabalgata no significa que el día 5 de enero no hay espectáculo. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recibirá a los Reyes Magos en el Fórum el 5 de enero. Como marca la tradición, les entregará el pan y la sal, símbolo de hospitalidad y lo más importante: las llaves que abren todas las casas de la ciudad. Habrá música, acróbatas y creaciones digitales firmadas entre otras por la compañía Antigua i Barbuda, Àlex Posada o José Menchero. En vez de cabalgata, Melchor, Gaspar y Baltasar participarán en un espectáculo en el Fórum donde mostrarán cómo cargan las carrozas y se preparan para repartir 1,7 millones de regalos, que son los habitantes que tiene Barcelona.

El teniente de Cultura, Educación, Ciencia y Comunitat, Joan Subirats, y el director de programas culturales del ICUB, Esteve Caramés, han informado esta mañana de que las tres televisiones públicas que operan en la ciudad, Betevé, TV3 y TVE se han puesto de acuerdo para retransmitir juntas la llegada de los Reyes Magos y cómo se preparan para distribuir los juguetes y regalos.

Este año no habrá cabalgata ni tampoco fiesta de Fin de Año en la avenida María Cristina. El espectáculo pensado para atraer turistas en Navidad se sustituirá por juegos artificiales que durarán 15 minutos y se lanzarán desde los diez distritos de Barcelona con la idea de que puedan verse desde toda la ciudad. Con palmeras encarnadas y estruendo, el Ayuntamiento de Barcelona quiere dejar atrás 2020 y dar la bienvenida a 2021.

El Ayuntamiento de Barcelona también ha reinventado el pesebre de la Plaza Sant Jaume. Quizás se ahorre una polémica o rescate viejos debates con su nueva propuesta: recuperará los pesebres de los últimos diez años y los expondrá en el patio del Ayuntamiento que podrá visitarse. Aviso: puede que vuelva a aparecer butaneros que sustituyen a pastores y el niño Jesús que un año secuestró un grupo de “okupas”.

Para los que disfrutan con apuestas pesebrísticas arriesgadas, en el Museo Marés, la asociación de pesebristas de Cataluña está preparando un belén inspirado en un pueblo marinero que promete sorprender por su belleza.

Para compensar las cancelaciones que ha causado el virus, la fachada del Ayuntamiento se iluminará con el proyecto Abraçades #RavalKm0, una selección de las luces que hace cinco años que se pueden ver en el Raval cada Navidad y que reproducen escenas cotidianas.