El PSC afea al Govern “poner en duda” las elecciones y pide a Aragonès que se posicione

“Poner en duda el 14 de febrero es poner en duda la propia recuperación y el plan de desescalada”, advierten los socialistas catalanes

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados
La portavoz del PSC en el Parlament, Eva GranadosServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha criticado que desde el Govern se “ponga en duda” la celebración de las elecciones en Catalunya el 14 de febrero, y ha llamado al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a posicionarse sobre este asunto.

“Basta de especular. Poner en duda el 14 de febrero es poner en duda la propia recuperación y el plan de desescalada aprobado por el Govern”, ha dicho este lunes en rueda de prensa, después de que el viernes la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, cuestionara que los comicios se puedan celebrar el 14 de febrero por el coronavirus.

Granados ha instado al Ejecutivo catalán a convocar la reunión que se comprometió a tener con los grupos parlamentarios para abordar la celebración de los comicios, además de poner en marcha los mecanismos necesarios para garantizar que transcurran con seguridad sanitaria ante la pandemia.

Sobre el informe que el Síndic que Greuges ha presentado este lunes en el que pide celebrar las elecciones en dos jornadas electorales consecutivas para garantizar el derecho a voto, la dirigente socialista ha reprochado que el Síndic “no haga su trabajo y se meta en tareas que no le corresponden”, por lo que le ha pedido que se ciña a su función estatutaria.

En relación al plan de vacunación contra el Covid-19, que dará comienzo a principios de 2021, ha puesto en valor la “equidad del suministración” de la vacuna entre la población, y ha llamado a cuidadores y a aquellos colectivos más vulnerables, como mayores y enfermos crónicos, a vacunarse.

En ese sentido, ha pedido a la consellera de Salud, Alba Vergés, colaborar con el mundo local, a mantener ambulatorios y consultorios abiertos para suministrar la vacuna y reforzar la atención primaria con más recursos y más personal, algo que hasta ahora ha sido “insuficiente”, según la socialista.

Sobre la reforma educativa promovida por el Gobierno, conocida como Ley Celaá, Granados ha aplaudido que derogue la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce) del PP --’Ley Wert’--, que ponga el acento en la erradicación de la segregación escolar y que “garantice el pleno dominio de las dos lenguas cooficiales, el catalán y el español, cuando se acaba la escolarización”.