JxCat desdeña punto por punto el acuerdo de ERC para los presupuestos

Laura Borràs lo califica de “recentralizador” y “autonomista” un día después de que sus socios en el Govern presumieran de “cambio de paradigma”

La diputada de Junts per Catalunya, Laura Borras, en el Congreso de los Diputados
La diputada de Junts per Catalunya, Laura Borras, en el Congreso de los DiputadosFERNANDO VILLAREFE

Sin mentar a Esquerra hasta el turno de preguntas, Junts per Catalunya ha desdeñado hoy punto por punto el acuerdo alcanzado por la formación de Pere Aragonès con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos para los presupuestos. Y lo ha hecho en boca de su portavoz en el Congreso, Laura Borràs, quien ha calificado de “recentralizador” y “autonomista” el pacto desgranando y criticando la mayoría de las medidas que contempla.

Para resumir su enmienda al movimiento de ERC le ha bastado un mensaje directo a la línea de flotación republicana: “Si desde una perspectiva autonomista sería un mal acuerdo, desde una perspectiva independentista este acuerdo no tiene sentido. A lo mejor hay quien quiere reformar o arreglar España, pero lo que nosotros necesitamos es disponer de un estado propio que gestione sus recursos”, ha asegurado en rueda de prensa telemática junto con la vicepresidenta de JxCat, Elsa Artadi.

Por ejemplo, en materia de inversiones, los postconvergentes señalan que desconocen el detalle y en qué se concretarán los más de 2.300 millones de euros que se prevén para Cataluña, pero aseguran que esta cantidad ya se consideró insuficiente en 2018, por lo que “proponer la misma cifra de hace dos años, en plena pandemia y con la existencia de fondos europeos, demuestra un incumplimiento sistemático”. Sobre el levantamiento del control financiero de la Generalitat, aseguran que “sólo terminará con la independencia” de Cataluña ya que ahora el Govern deberá rendir cuentas una vez al año, según sus valoraciones. Acerca de las inversiones, dicen que “nunca hay garantía de cumplimiento” y califican de “paso atrás” la “cogestión” del Ingreso Mínimo Vital.

Pero, entre todos los puntos, Borràs se ha esmerado en criticar el referente a la armonización fiscal de las autonomías en tributos como el de patrimonio, lo que provoca un nuevo frente con la presidenta madrileña, la popular Isabel Díaz Ayuso. De hecho, ha calificado de “recentralizadora” la medida para evitar el llamado “dumping fiscal” de Madrid, ya que ha recordado que precisamente “cuando Cataluña reclama más soberanía y, de hecho, la independencia, vamos ahora a una armonización fiscal, una LOAPA fiscal, una uniformidad del sistema tributario. Es incomprensible”.

La líder de JxCat en el Congreso también ha criticado la “falta de unidad” de las fuerzas independentistas para encarar esta negociación, teniendo en cuenta que, con los diputados de ERC y PDeCAT, sumarían 23 votos: “El independentismo tendría que ir junto en el Congreso. Esta fuerza se ha malgastado con acuerdos que no son nada positivos para Cataluña. Estos PGE no son los que necesitamos”, ha zanjado.

Ya en el turno de preguntas y cuestionada directamente por si se había referido a Esquerra con sus declaraciones -”a lo mejor hay quien quiere reformar o arreglar España”- ha contestado que debe ser ERC quien diga si “ha renunciado o no” a la vía independentista o “a qué responde la dirección que ha tomado en esta negociación.