Esquerra y Bildu plantan al Gobierno en la conmemoración de la Constitución

Los aliados de Sánchez vuelven a boicotear el acto constitucional

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en rueda de prensa telemática.
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en rueda de prensa telemática.Servicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

Como es habitual, los partidos nacionalistas se han ausentado hoy del acto de conmemoración de la Constitución. Si bien. este año, estas ausencias han cobrado un mayor valor político dado que cuatro de ellos se han convertido en aliados de Pedro Sánchez y su influencia está determinando el porvenir de la legislatura. Así, ni Esquerra (13), ni EH Bildu (5), ni PNV (6), ni PDeCat (4), que entre todos suman 28 escaños y fueron esenciales en la aprobación de los presupuestos del Gobierno, han acudido hoy al Congreso de los Diputados a la celebración del 42 aniversario de la Carta Magna.

Además de sus ausencias, los partidos independentistas han hecho notar su desacuerdo con la Constitución mediante duros ataques. En este sentido, la consellera de Agricultura y dirigente de Esquerra, Teresa Jordà, ha afirmado que la Carta Magna está «suscrita por el fascismo más cacique, carca y demofóbico». Montse Bassa, hermana de la exconsellera Dolors Bassa y diputada en el Congreso, ha atribuido a la Constitución la situación de los presos independentistas. El president en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha recordado que la Carta Magna prevé una jusiticia «imparcial», algo que, a su juicio, no se aplica. El partido republicano espera que el Gobierno tenga un gesto con los políticos encarcelados y, pese a que su apuesta prioritaria es la amnistía, también darían ahora la bienvenido a un indulto. En cualquier caso, en la sala de máquinas de Esquerra desconfían de que tanto el indulto como la reforma del delito de sedición puedan llegar antes de las elecciones del 14 de febrero.

Por su lado, el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha juzgado que la actual Constitución es «supremacista» porque «niega que existan otras naciones» y atribuyó a su diseño los «problemas estructurales». Otegi ha culpado, de hecho, a la Carta Magna de los pronunciamientos de los militares en la reserva de los últimos días contra el Gobierno ya que, a su juicio, se produce porque el Ejército tiene asignado «la defensa de la unidad nacional». «Nadie se debería sorprender de estas cosas», ha afirmado.

Aitor Esteban (PNV) ha reclamado al Rey Felipe VI que conteste a los militares y ha asegurado que la Constitución está «secuestrada, cuestionada e incumplida». También ha considerado que el caso de Juan Carlos I hace «urgente» su modificación.