Graban en video a unos vecinos que desalojan a unos “okupas” entrando por el balcón gracias a una escalera

Ocurrió en un piso de Terrassa después de que los Mossos solo pudieran identificar a los inquilinos ilegales

Un grupo de vecinos lograron sacar y ahuyentar el sábado a dos jóvenes “okupas” que habían entrado en un primer piso de la calle de Xúquer de Terrassa. Accedieron a la vivienda desde la calle a través del balcón tres horas después de que acudieran los Mossos y los identificaran pero sin desalojarlos, informaron fuentes policiales.

La primera parte del incidente fue cuando los Mossos recibieron el aviso de una ocupación de vivienda en la calle de Xúquer. El aviso lo dieron los vecinos, no el propietario. Los agentes acudieron al piso e identificaron a los ocupantes pero sin desalojarlos, pese a que acababan de entrar.

Sobre las cuatro de la tarde un grupo de vecinos decidieron entrar en el piso y desalojar a los ocupantes. Los desalojadores calzan una escalera de mano en un banco de la calle y suben hasta el balcón para entrar en el primer piso. Y al menos cinco adultos entran en la vivienda por esa vía de acceso.

Uno de los “okupas” salió a la calle por esa misma escalera de mano y se marchó corriendo calle abajo. Al rato llegó una pareja de mossos, uno de cuyos miembros sube al piso por la escalera de mano cuando en el piso aún quedaba otro “okupa”, quien también abandona el piso aunque lo hace por la escalera principal del edificio. Fuentes policiales explicaron que el agente sube para evitar que el okupa resultara agredido por los vecinos.

Fuentes de los Mossos explicaron que los agentes identificaron tanto a los “okupas” que había en el piso como a los vecinos que lograron desalojarlos, pero que no se efectuó detención alguna ya que tampoco nadie presentó denuncia, ni siquiera el propietario de la vivienda.

En el vídeo se escucha como numerosos vecinos aplauden el desalojo. En Twitter muchos usuarios apoyan la acción de los desalojadores a la vez que denuncian la supuesta inacción de las autoridades en los casos de “okupación” de viviendas.