España

Alerta por el fuerte auge de las pintadas xenófobas por parte del independentismo catalán

Los ataques y acosos contra establecimientos por el uso del castellano y por la procedencia de los propietarios están proliferando en Cataluña

Pintadas xenófobas en una taberna de L'Hospitalet
Pintadas xenófobas en una taberna de L'HospitaletLa Razón

Un aún muy pequeño pero incipiente y más visible que nunca auge de una especie de extrema derecha independentista se está traduciendo en las últimas semanas en ataques xenófobos. De momento, se trata de pintadas en establecimientos, como los recientes ejemplos de un bar en L’Hospitalet o una pizzería en el barrio barcelonés del Clot.

Un reciente viernes de diciembre, la pizzería Marinella amaneció con pintadas en su fachada por no atender a la clientela en catalán, y concretamente se refería a una de sus empleadas. “En Catalunya, en catalán” y “Habla catalán o emigra” eran las dos frases que se encontró la dueña en la pared de su local, acompañadas del número 33, símbolo del ultranacionalismo identitario catalán.

El origen del suceso se remonta al 4 de diciembre, cuando un usuario de Twitter denunció que en ese establecimiento, ubicado en la calle Clot, no atendían en catalán y, además, la dueña se “ofendía” si uno se quejaba. Esa publicación, según la mujer que regenta la pizzería, desató una serie de quejas, amenazas por teléfono o mail y falsas reservas.

Posteriormente, la mujer aseguró que si no habla catalán es porque no ha tenido tiempo de aprenderlo. “Primero aprendí el castellano, es inevitable, lo habla más gente”, dijo.

Las pintadas en el restaurante provocaron la reacción negativa de algunos dirigentes políticos. Uno de ellos ha sido el primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento, el socialista Jaume Collboni. “Llenar locales con pintadas xenófobas como estas nunca puede ser el camino”, ha lamentado. David Cid, diputado de los ‘comuns’ en el Parlament, también lo criticó: “Esto es fascismo, se escriba en catalán o castellano”.

Otro caso grave, y que dio mucho de hablar en las redes sociales, fue el de la dependienta de una panadería de la avenida Meridiana de Barcelona, que insultada y acosada por hablar en castellano y no en catalán.

En el video, se veía a dos mujeres en una imagen más o menos reciente (llevan mascarilla) amenazando e increpando a la trabajadora de una tienda en Cataluña, simple y llanamente por el solo motivo de que no habla catalán.

Las dos mujeres aparecíanen irritadas, increpando a la empleada, por el citado motivo. Reclaman el libro de reclamaciones para quejarse, y una de ellas dice “yo no sé qué hacéis aquí si España es grande y fascista”.

Pintadas contra una sede de ERC como punto álgido de los ataques del independentismo purista por sus acuerdos con el PSOE. O la polémica reunión de partidos independentistas con representantes del Front Nacional de Catalunya y Força Catalunya. Demuestran un auge de la extrema derecha independentista ha saltado a la primera plana en las últimas semanas a medida que se tensa la batalla en el seno del independentismo por la victoria electoral el 14-F.

Además, una taberna gallega de L’Hospitalet, que es propiedad de los cuatro hombres que atacaron con huevos llenos de pintura el Palau de la Generalitat fue objeto de pintadas ofensivas y xenófobas. “Puto nyordo” o “vuelve a tu país” es lo que pone, en la entrada y en la persiana del establecimiento.

Los propietarios del bar lanzaron esta pintura en la fachada de la Generalitat, para denunciar que el gobierno catalán está “cargando la economía” obligando a los restauradores a “pagar impuestos sin dejarnos trabajar”. Bares y restaurantes llevan casi tres semanas cerrados en Cataluña, y solo pueden servir sirven comida y bebida para llevar a casa.