Puigdemont da el paso para formar tándem electoral con Laura Borràs

El expresidente de la Generalitat propone a JxCat encabezar la lista por Barcelona junto a la candidata

El expresidente de la Generalitat y presidente del Consell per la República, Carles Puigdemont
CONSELL PER LA REPÚBLICA
19/12/2020
El expresidente de la Generalitat y presidente del Consell per la República, Carles Puigdemont CONSELL PER LA REPÚBLICA 19/12/2020Servicio Ilustrado (Automático) CONSELL PER LA REPÚBLICA

Carles Puigdemont ha dado el paso para formar tándem electoral con la candidata a la Generalitat, Laura Borràs. El expresident ha anunciado esta tarde que planteará a la dirección de JxCat encabezar la lista por Barcelona, una decisión simbólica ya que no tiene intención de volver a Cataluña y apuesta por seguir en Bélgica para continuar como eurodiputado y con libertad de movimientos por Europa.

En un vídeo publicado en Twitter, Puigdemont ha recordado que ya dejó claro que no sería candidato a la presidencia -una promesa que sí usó como gancho electoral en 2017- pero que formaría parte del proyecto que encabeza Borràs. “Me honora tener la oportunidad de ayudar a hacer que Laura Borràs sea la primera presidenta de Cataluña”, ha afirmado el expresident, que ha asegurado que la victoria de JxCat en las próximas elecciones es la “mejor garantía” para conseguir lo que “una gran parte de la sociedad” reclama.

En este sentido, ha asegurado que la sociedad exige “gobernar sin complejos, con la máxima ambición y la máxima exigencia y determinación ante el Estado”. “Es decir, un gobierno que si debe pagar por delante, lo haga con sus ciudadanos y no con el gobierno del Estado porque nos va el país”, ha afirmado, en un dardo velado a Esquerra por su pacto con el Gobierno. También ha defendido que hay que “garantizar un gobierno comprometido y decidido con el 1-O que construya republica y deconstruya monarquía, que construya soberanía y deconstruya dependencia”. Finalmente, ha apostado por un ejecutivo que consiga la “unidad estratégica” entre “todos los actores políticos” que conduzca al “reconocimiento internacional de Cataluña como estado independiente”.

Con esta maniobra, el expresident de la Generalitat busca de nuevo movilizar al electorado y aprovechar el tirón de su figura dentro del independentismo -se impuso con claridad a Esquerra en los comicios europeos del año pasado, cuando se enfrentó directamente a la candidatura de Oriol Junqueras- para tratar de revertir los pronósticos que auguran las encuestas y que sitúan a los postconvergentes un paso por detrás de los republicanos. En clave interna, el movimiento también puede interpretarse como un cierre de filas de Puigdemont con la candidata Laura Borràs, quien incluso aparece en el vídeo difundido por el partido.

La exconsejera de Cultura y diputada de JxCat en el Congreso, con un gran tirón entre las bases, es también la apuesta del expresident Quim Torra, bastante distanciado de Puigdemont especialmente a raíz de los rifirrafes por su inhabilitación y la posterior convocatoria electoral. De hecho y tras la elección como presidenciable, el principal reto de Borràs pasaba por convivir con Puigdemont, el líder indiscutible del espacio, y acabar de definir su rol electoral. Y es que su victoria por goleada en las primarias -con un 75,8% de los votos del partido frente al otro aspirante, Damià Calvet- puede llegar a poner a prueba –y mermar– el mando del expresident dependiendo del resultado que logre en las urnas y la hipotética posición que acabe consiguiendo JxCat en un futuro Govern si forma parte de él.

Eso sí, el círculo de dirigentes afines a Puigdemont coparán la mayoría de los principales puestos de las listas y rodearán la candidatura liderada por Borràs. El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, y la vicepresidenta de JxCat y portavoz municipal del partido en Barcelona, Elsa Artadi, fueron los candidatos más votados para las listas por Barcelona en las elecciones al Parlament y ocuparán previsiblemente los puestos siguientes a Borràs y Puigdemont. A estos nombres se le añaden el diputado en el Congreso Jaume Alonso-Cuevillas, los consellers Jordi Puigneró, Meritxell Budó y Damià Calvet, Ramon Tremosa por Lleida y Damià Calvet por Tarragona, todos ellos muy cercanos al expresident.