El Gobierno abre la puerta a ampliar el toque de queda, pero descarta un confinamiento domiciliario

Illa asegura que estudiarán medidas “adicionales” en “gobernanza” con las autonomías y defiende que el estado de alarma actual “ha funcionado y funciona”

Thumbnail

El Gobierno se abre a ampliar el toque de queda para tratar de doblegar la tercera ola del coronavirus, pero descarta un confinamiento domiciliario. El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido que el estado de alarma actual aprobado a finales de octubre y vigente hasta el próximo 9 de marzo “ha funcionado y funciona”. “Las cifras de esta semana son muy preocupantes”, ha reconocido Illa, un día después de que España notificara el récord de contagios en 24 horas y la incidencia acumulada y la presión hospitalaria siga desbocándose.

Illa ha asegurado que está en conversaciones con las autonomías y ha defendido, en este sentido, la “cogobernanza”. “Estoy en diálogo con las autonomías y si hay que articular nuevas medidas lo vamos a abordar. Si hace falta tomar medidas adicionales, lo vamos a estudiar”, ha afirmado. De momento, tan solo ha abierto la puerta a revisar las franjas horarias previstas para ampliar la restricción de la movilidad nocturna (toque de queda). Actualmente las autonomías pueden prohibir la movilidad entre las 22 y las 6 horas.

“Tenemos el conocimiento y la experiencia y sabemos cómo doblegar esta tercera curva”, ha sostenido Illa, en referencia a que con el actual decreto de estado de alarma ya se consiguió doblegar la segunda ola y, por ello, ha negado insistentemente un confinamiento domiciliario, que ya piden algunas autonomías. “Con los instrumentos que tenemos previstos es suficiente porque ya lo hicimos en la segunda ola”, ha defendido en una comparecencia desde la Delegación del Gobierno en Barcelona.

En las últimas horas, hasta cuatro autonomías (Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias) han pedido al Gobierno considerar un posible confinamiento domiciliario, mientras que otras dos (de Castilla-La Mancha y Extremadura) se han pronunciado a este respecto asegurando que no descartan esta medida. La Comunidad Valenciana, Aragón y Galicia lo han descartado.

El ministro también ha ensalzado el proceso de vacunación en España, ha reivindicado que es el noveno país del mundo con más dosis administradas y ha insistido en que cumplirán el objetivo de tener el 70% de la población vacunada para finales de verano. Si bien, ha recordado que la semana que viene se reducirá el ritmo por problemas de producción de Pfizer, pero confía en que la siguiente semana se pueda retomar la misma intensidad y seguir avanzando en la inmunización. Asimismo, también ha garantizado que, a partir del lunes, todas las personas a las que les corresponda la segunda dosis, la recibirán. Esta semana, España tampoco recibirá dosis de la vacuna de Moderna, pero la siguiente tiene previsto 52.000.

Asimismo, también ha asegurado que están haciendo un seguimiento de la cepa británica, aunque, de momento, la da por controlada en España ya que se han detectado “un centenar de casos y hay varios centenares de sospechosos”, una proporción en relación al número total de contagios menor que en otros países. “Estamos haciendo esfuerzos de secuenciación”, ha afirmado, y también ha concretado que están haciendo un seguimiento a una cepa procedente de Sudáfrica y otra de Japón.