El TSJC mantiene por ahora las elecciones del 14-F

Suspende cautelarmente el decreto del Govern que aplaza la fecha al 30 de mayo

Thumbnail

Nuevo giro de guion de última hora: el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) mantiene por ahora las elecciones al Parlament previstas para el 14 de febrero después de suspender cautelarmente y “por razones de especial urgencia” el decreto firmado por el Govern el pasado viernes para desconvocar los comicios y aplazarlos posteriormente al 30 de mayo. El tribunal ha estimado las medidas cautelarísimas solicitadas por un particular y, como consecuencia directa, “se mantiene en vigor” la fecha del 14-F. Poco después, la Sección 5 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha reiterado en un segundo auto la decisión de suspender de forma cautelar y provisional el aplazamiento de los comicios tras otra petición de Izquierda en Positivo.

La decisión llega después de que un particular -primero- recurriera el aplazamiento electoral y solicitara medidas para que la justicia suspendiera de inmediato el decreto de desconvocatoria mientras revisa el fondo de la cuestión. El TSJC recuerda, de hecho, que “esta decisión no anticipa el posicionamiento sobre el fondo del asunto” y se refiere solo al mientras tanto.

En el primer auto, los magistrados argumentan que, de no tomar esta medida de forma urgente, se llegaría a “una situación prácticamente irreversible en cuanto a la posibilidad de celebrar las elecciones en la fecha inicialmente prevista” teniendo en cuenta los plazos legales para preparar los comicios. Por eso, afirman que “la medida se adopta con carácter instrumental, para evitar que se pierda la finalidad del recurso” que alega una vulneración del derecho fundamental a la participación política.

Y es que la desconvocatoria de los comicios del 14-F impuesta desde el Govern quedó en manos de la Justicia prácticamente desde el primer momento: al margen del citado particular que solicitó la suspensión urgente del aplazamiento, hasta cuatro organizaciones y partidos -la Lliga Democràtica, Impulso Ciudadano, la citada formación Izquierda en Positivo y Federalistes d’Esquerres- han movido ficha y han confirmado la presentación de sendos recursos contra el retraso decretado por la Generalitat. Sin embargo, ninguno de ellos solicitó medidas cautelarísimas, por lo que el TSJC aún tiene margen y debe pronunciarse.

En este caso, el tribunal da de margen hasta el jueves a las 10 de la mañana para que las partes -la Fiscalía y la Generalitat- presenten sus alegaciones. Será a partir de entonces cuando la sala empiece la deliberación y podría pronunciarse o el mismo jueves o en los siguientes días. El calendario, por tanto, se comprime ya que la campaña del 14-F debería empezar el próximo viernes 29 a medianoche, en apenas una semana y media.

Cabe recordar que el decreto firmado por el presidente en funciones, Pere Aragonès (ERC), dejaba sin efectos la convocatoria del 14-F y fijaba la nueva fecha para el 30 de mayo “previo análisis de las circunstancias epidemiológicas y de salud públicas y de la evolución de la pandemia en el territorio de Cataluña, y con deliberación previa del Govern”. Por tanto, los comicios no quedaron formalmente convocados y vuelven a quedar a expensas de la situación del coronavirus, según el redactado del Ejecutivo.