Muere la mujer que sufrió una explosión de gel hidroalcohólico en Manresa

Resultó muy gravemente herida por la deflagración en su casa el pasado 13 de diciembre

En la imagen, gel hidroalcohólico
En la imagen, gel hidroalcohólicoLa Razón

La mujer de 75 años que sufrió la explosión de un bote de gel hidroalcohólico el pasado diciembre en Manresa, ha muerto. Encarnación Blanes, una vecina mayor, resultó muy gravemente herida al explotar una botella de esta sustancia en su casa, el pasado 13 de diciembre.

El bote de líquido alcohólico se encontraba en la cocina de su casa, en el número 16 de la calle Sant Cristòfol, cerca de una fuente de calor. La alta temperatura deshizo el plástico de la botella, poniendo el alcohol en contacto directo con la fuente de calor, que provocó una brutal explosión.

Encarnación resultó herida de gravedad y su marido llamó el 112. Los Servicios de Emergencias Médicas la trasladaron al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona con quemaduras de segundo y tercero grado en varias partes del cuerpo. El marido, de 76 años, y con quemaduras leves de segundo grado fue llevado al Hospital Sant Joan de Déu de Manresa.