El juez también mantiene el tercer grado a Joaquim Forn

Todos los presos mantendrán la semilibertad a espera de la decisión definitiva del Tribunal Supremo

AV.- Forn y Bassa podrán salir de la cárcel entre semana en aplicación del 100.2
Joaquim Forn sale del Ayuntamiento de Barcelona FOTO: DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

El juez de vigilancia penitenciaria 5 de Barcelona ha acordado igual que con el resto de presos independentistas no suspender el tercer grado para Joaquim Forn. Este ha sido el último de los reos en saber la resolución. Así, los siete políticos que cumplen condena en el centro penitenciario de Lledoners (Barcelona) -Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Jordi Cuixart, Jordi Sánchez y Joaquim Forn - podrán continuar bajo régimen de semilibertad mientras resuelve el fondo del recurso interpuesto por la Fiscalía.

A estos presos se les deben sumar tanto Carme Forcadell como Dolors Basa a las que también se les dictaminó que podían continuar con el tercer grado. De esta manera, los nueve presos independentistas podrán continuar en semilibertad y solo tendrán que ir a la cárcel a dormir entre lunes y jueves. En diciembre, el Alto Tribunal ya decidió suspender la primera decisión de la Generalitat de otorgar el tercer grado a los presos, pero esta fue tomada otra vez a principios de febrero. Coincidiendo con el inicio de la campaña electoral, las cárceles volvieron a conceder a los nueve presos la posibilidad de salir de manera asidua.

Las decisiones cautelares llegan tras el recurso interpuesto por la fiscalía y no son definitivas. Todos los presos deberán esperar que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el asunto en las próximas semanas. Si el alto Tribunal decidiese suspender el tercer grado deberían volver a prisión. Los presos pudieron asistir a gran cantidad de actos de campaña, incluso celebrar, como en el caso de ERC y su líder Oriol Junqueras, el “sorpasso” al partido de Puigdemont.

Las cautelares llegan al mismo tiempo que la Eurocámara ha empezado a tramitar la posibilidad de denegar la inmunidad a Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí . Si esto ocurriese, el expresidente y los otros diputados en el Parlamento Europeo podrían ser llevados a juicio pero sin perder la calidad de parlamentarios europeos. Puigdemont ya ha reiterado que no está de acuerdo con el proceso que se dictaminará el 8 de marzo.

Resoluciones

En los siete autos dictados para los presos de Lledoners -para cada uno de los presos-, el Juzgado ha rechazado la petición del fiscal haciendo una interpretación extensiva de la disposición adicional 5ª de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que permite hacer suspensivos los recursos a decisiones judiciales pero no administrativas, como en este caso. Al argumentar contra la petición del fiscal, el juez recuerda que el artículo 130 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa dispone que únicamente podrán adoptarse medidas cautelares -entre ellas, la suspensión del acto administrativo- cuando la ejecución del acto pudiera hacer perder su finalidad legítima al recurso o causar al recurrente perjuicios de imposible o difícil reparación, previa valoración circunstanciada de todos los intereses en conflicto.

Sin embargo, el fiscal formaliza el recurso a través de una interpretación analógica de la Disposición Adicional 5ª de la LOPJ, que “choca con la interpretación más restrictiva que debe darse a normas que, en definitiva, producen afectación a derechos fundamentales”.

Así, las resoluciones de esta semana unifican el criterio entre los presos hombres y mujeres -ambos jueces han usado argumentos similares al rechazar la propuesta del fiscal- después de la disparidad que se dio en la anterior ocasión, cuando los presos en Lledoners reingresaron en régimen ordinario pocos días después de lograr la semilibertad mientras que Bassa y Forcadell mantuvieron el tercer grado durante todo el verano.