Podemos arrincona a JxCat: exige un Govern de coalición con Esquerra y el apoyo externo del PSC

Jéssica Albiach pide “generosidad” e “inteligencia política” a los socialistas catalanes para apuntalar la mayoría de izquierdas de Madrid

La candidata de los Comuns a la presidencia de la Generalitat, Jéssica Albiach.
La candidata de los Comuns a la presidencia de la Generalitat, Jéssica Albiach.Kike Rincón Europa Press

En Comú Podem, la marca catalana de Podemos, logró retener los ocho escaños de la pasada legislatura cuando se cernían nubarrones para el partido y ahora aspira a traducir esa fuerza parlamentaria en influencia y poder en la política catalana. Así, su candidata en las elecciones catalanas, Jéssica Albiach, ha redoblado hoy su presión sobre Esquerra al señalar que su apuesta pasa por un Govern de coalición con los republicanos que cuente con el apoyo externo del PSC y deje fuera de la Generalitat a la formación de Carles Puigdemont y Laura Borràs (JxCat).

Albiach, en una intervención tras el Consell Nacional que ha aprobado esa intención de fraguar una coalición con Esquerra, ha descartado de esta manera formar parte de un Govern con JxCat y la CUP como quería Pere Aragonès. En este sentido, la dirigente morada ha pedido a los socialistas catalanes “generosidad” e “inteligencia política” para facilitar esa mayoría progresista, que permitiría apuntalar también la unidad en Madrid entre las tres formaciones que hicieron posible la investidura de Pedro Sánchez y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Lo cierto es que los Comunes han constatado los vetos cruzados entre Esquerra y el PSC. Y Albiach lo ha asumido y ha reconocido que es “firme” porque las cosas “no están maduras” para que puedan compartir gobierno. Pero también ha insistido en que es inamovible su veto a gobernar con JxCat. Con este escenario, ha optado por señalar a Esquerra el camino y le ha apretado para que dé un giro de 180 de grados y se aleje del partido de Puigdemont. “ERC está atrapada en la inercia de los últimos años y dejando que JxCat le marque el paso”, ha asegurado Albiach, tras advertir de que Aragonès se “equivocará” si escoge a JxCat porque será otra “legislatura” imposible.

“No nos resignamos. Es la única alternativa real y viable”, ha afirmado Albiach, en referencia al Govern de coalición con apoyo externo del PSC. De hecho, ha asegurado que el Parlament no contaba con un mayoría de izquierdas tan abrumadora desde 1980 y ha confiado en que finalmente se acabará consumando el Govern progresista. “Este Govern de izquierdas llegará más pronto que tarde. Somos conscientes de que no es fácil y tendrá muchos enemigos”, ha admitido Albiach.

El margen de negociación se va estrechando cada vez más. La constitución del Parlament está prevista el 12 de marzo y ahí ya se deberían de haber alcanzado acuerdos que permitan vislumbrar cómo discurrirá la formación del Govern y la legislatura. Tras la sesión parlamentaria, la siguiente parada será el primer debate de investidura, que se celebrará el 26 de marzo.

Si fracasa ese primer intento, el Parlament tendrá dos meses para intentar una nueva investidura. Nada hace indicar que se vayan a repetir las elecciones porque Esquerra tiene dos mayorías para escoger: la independentista con CUP y JxCat (74 escaños) o la de izquierdas con Comunes y PSC (74 escaños). Sin embargo, presión sobre los republicanos irá “in crescendo” a medida que pasen los días.