Barcelona arrancará el asfalto en el Eixample con el nuevo modelo de superisla

El Ayuntamiento presenta los proyectos ganadores para los futuros ejes verdes y plazas, que comenzarán a ser una realidad este mandato

El futuro jardín de la confluencia entre Consell de Cent y Enrique Granados
El futuro jardín de la confluencia entre Consell de Cent y Enrique GranadosLa Razón

Barcelona resolverá en un corto espacio de tiempo el viejo dilema de mayo del 68. Es decir, si bajo los adoquines hay arena de playa. El Ayuntamiento ha hecho públicos los ganadores seleccionados por el jurado de los dos concursos para el diseño del nuevo modelo de eje verde en el Eixample. Así como de las primeras cuatro calles y cuatro plazas que se transformarán este mandato para “avanzar hacia una ciudad más próxima, saludable y humana”, tal y como ha señalado la alcaldesa, Ada Colau, y consistirá, precisamente, en arrancar el asfalto. El gobierno municipal se había marcado como actuación prioritaria para esta legislatura y la próxima la transformación de una de cada tres calles del Eixample en un paseo verde que, ahora, con este proyecto, comienza a cobrar forma.

Para ello, el Ayuntamiento convocó dos concursos de ideas, uno para las plazas y otro para los ejes verdes. El objetivo de los concursos era encontrar una respuesta innovadora para un nuevo tipo de espacio público “que priorice realmente las personas y que integre los procesos naturales, el verde y la biodiversidad, optimizando los recursos, con soluciones racionales y sencillas”, según el Consistorio. Así, los cruces de Consell de Cent con Girona y Comte Borrell se convertirán en espacios cívicos y de actividades, mientras que los de Rocafort y Enrique Granados serán ámbitos ajardinados en esta vuelta de tuerca de las supermanzanas. La previsión es que los proyectos ejecutivos de cada eje y plaza terminen en febrero de 2022 para poder empezar las obras en junio del próximo año, con una inversión de 37,8 millones de euros este mandato. “Estamos cambiando la forma de vida del Eixample respetando la trama Cerdà y actualizándola a las necesidades del siglo XXI”, ha añadido la alcaldesa. “El objetivo de Superilla Barcelona es que por el distrito del Eixample dejen de pasar cada día 300.000 vehículos”, ha recordado la teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz.

El Ayuntamiento, así pues, ha presentado hoy a los ganadores, que han sido “Caminar desde el centro”, “De SUELO a SOL (invariantes y variantes)”, “Giraverd’ y Galerías de vida’. Los cuatro ejes verdes y las cuatro plazas son el primer paso para extender el modelo supermanzanas a todo el distrito del Eixample. El horizonte final fija la creación de 21 ejes verdes y 21 plazas que generarán 33,4 hectáreas de espacio para peatones y 6,6 de verde urbano, por lo que uno de cada tres calles sea un eje verde y que cada vecino y vecina tenga uno de estos ejes o una plaza a 200 metros de su casa.