Barcelona se personará como acusación particular por el ataque a la furgoneta de la Guardia Urbana

Un informe del Ayuntamiento concluye que el fuego provocó “un evidente peligro contra la integridad del agente”

El furgón de la Guardia Urbana incendiado en Barcelona
El furgón de la Guardia Urbana incendiado en BarcelonaEuropa Press

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este jueves que ejercerá la acusación particular en la causa judicial por el ataque con un líquido inflamable a un vehículo de la Guardia Urbana, durante los disturbios del pasado sábado. Aunque el gobierno municipal dijo inicialmente que esperaría que la fiscalía concretara los cargos, ha decidido, finalmente, personarse “debido a la excepcionalidad y la gravedad de los hechos”.

El consistorio solicitó un informe a la Dirección de Servicios Jurídicos, que concluye que el lanzamiento del líquido inflamable contra la furgoneta provocó “un evidente peligro contra la integridad del agente” -que pudo salir del vehículo ileso -. Atendiendo a la gravedad de los hechos, “que atentan contra la integridad física de un funcionario público en el ejercicio de sus funciones públicas”, el Ayuntamiento se personará en el procedimiento judicial. De hecho, el Ayuntamiento ya ha hecho de acusación particular en otras ocasiones ante hechos similares como agresiones graves a personal municipal en el ejercicio de sus funciones.

Al respecto, en una entrevista de La 2 y Ràdio 4, Colau ha calificado los hechos de “muy graves”, y ha asegurado que se puso en peligro la vida del agente que se encontraba en el interior de la furgoneta. “Hoy mismo firmaré esta personación”, ha añadido, y ha explicado que el Ayuntamiento solo se persona como acusación particular cuando hay daños a trabajadores municipales, pero no en casos en los que solo hay daños materiales, en los que solo van por la vía civil.

De momento, los ocho de los detenidos que, según los Mossos, son los presuntos autores de la quema del vehículo de la Urbana están en prisión provisional comunicada y sin fianza. La causa está abierta por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, atentado a agentes de la autoridad, desórdenes públicos, daños, manifestación o reunión ilícita y pertenencia a grupo criminal, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en un comunicado.