Desescalada

Cataluña levanta el confinamiento comarcal a partir del lunes que viene

La Generalitat permite la apertura de los comercios de hasta 800 metros cuadrados el fin de semana. Los desplazamientos deben ser con el mismo núcleo de convivencia

Varias personas consumen en la calle frente a las terrazas cerradas ubicadas en las inmediaciones de la Ciutat de la Justicia en L'Hospitalet de Llobregat
Varias personas consumen en la calle frente a las terrazas cerradas ubicadas en las inmediaciones de la Ciutat de la Justicia en L'Hospitalet de Llobregat Toni Albir EFE

Cataluña avanza en su particular desescalada después de la tercera oleada del coronavirus y levantará el confinamiento comarcal a partir del lunes que viene, día 15 de marzo y a un paso de la Semana Santa. Así lo ha avanzado TV3 y lo ha confirmado después la consejera Alba Vergés y el responsable de Salut Pública, Josep Maria Argimon, en una comparecencia a mediodía tras la reunión del Procicat, el comité técnico que gestiona la pandemia. Eso sí, los desplazamientos deben ser con el mismo núcleo de convivencia en el marco de una nueva flexibilización de las restricciones.

De momento, mantiene el cierre perimetral de la comunidad autónoma -no se puede salir de Cataluña si no es por un motivo justificado- y el toque de queda nocturno fijado para las 22:00 horas, dos restricciones se aplican desde hace meses y que aún está por ver cómo quedan de cara a Semana Santa. En el ámbito de la restauración, se mantiene el horario de bares y restaurantes desde las 7.30 hasta las 17 horas y la prohibición de servir cenas.

Otra de las novedades afecta al comercio: la Generalitat permite la apertura de los establecimientos y centros comerciales -con limitación de espacio (800 metros cuadrados) y aforo- en fin de semana, una novedad destacada respecto al restringido horario actual. A día de hoy sólo pueden trabajar de lunes a viernes, mientras que el sábado tienen que bajar la persiana y sólo permanecen abiertos los comercios esenciales.

Además, se reanudarán las competiciones deportivas de los menores de 16 años, así como el retorno del público (50% en exteriores, 30% en interiores) en aquellas competiciones con asientos preasignados a excepción de las estatales e internacionales.

También se permite que salas de juego, bingos y casinos retomen su actividad siempre que se haga acorde al plan sectorial que estipula una limitación del aforo al 30%, sin servicio de bar y con una buena ventilación.

El conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ha avalado la decisión al avanzar que el Govern apuesta por “empezar a descomprimir” las restricciones sanitarias por el coronavirus de cara a las vacaciones de Semana Santa en una entrevista previa en Catalunya Ràdio. “Pero lo que no haremos es dar dos pasos hacia delante para dar después dos hacia atrás”, ha avisado.

La tercera ola remite

Cataluña ha registrado hasta este jueves 570.826 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia -528.860 con una prueba PCR o test de antígenos-, 1.617 más que en el recuento del miércoles, ha informado la Generalitat a través de su página web. La cifra total de fallecidos se sitúa en 20.956, que son 26 más en las últimas 24 horas.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.503, que son 49 menos que en el último recuento. Un total de 471 pacientes infectados se encuentran en las unidades de cuidados intensivos (UCI) -de centros públicos y privados-, 10 menos que en el balance anterior, por lo que se relaja ligeramente la presión sobre el sistema.

La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) se mantiene 0,92 -100 contagian a 92- y el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR se sitúa en el 4,61%, mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 217,52 por cada 100.000 habitantes.

Además, Cataluña ha administrado la vacuna contra el coronavirus a un total de 615.161 personas desde que empezó la campaña de vacunación y 220.335 personas ya han recibido la segunda dosis.