Cataluña plantea reabrir restaurantes por la noche y ampliar el toque de queda a las 23 horas

La portavoz de la Generalitat defiende que los datos epidemiológicos permiten abrir la puerta a recuperar las cenas

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa tras el Consell Executiu
GOVERN
09/03/2021
La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa tras el Consell Executiu GOVERN 09/03/2021GOVERN

La Generalitat quiere avanzar en la desescalada gracias a la buena evolución epidemiológica. La portavoz, Meritxell Budó, ha planteado esta mañana abordar la reapertura de los bares y restaurantes por las noches, cosa que implicaría ampliar el toque de queda hasta las 23 horas. “Ahora sí que ya va siendo el momento de afrontar esta necesidad de dar este aire que debemos dar a la gente y los negocios”, ha asegurado en una entrevista en “RTVE” con Gemma Nierga. La última palabra la tendrá el Procicat, que es el órgano encargado de tomar las restricciones sanitarias en Cataluña.

Budó ha aducido que los datos del coronavirus evolucionan favorablemente, pero también el “impacto psicológico” que está teniendo la pandemia en la población. La intención de la Generalitat, según ha desgranado Budó, es que se reabran restaurantes y bares por la noche en un plazo de 15 días, pero no el ocio nocturno porque tiene “otras connotaciones” y en ningún lugar de Europa está abierto, según ha explicado. Bares y restaurantes ahora solo pueden abrir entre las 7.30 y las 17 horas en Cataluña.

Cataluña está preparando un calendario de desescalada de cara a la Semana Santa y de cara a facilitar a los negocios (bares y restaurantes) poder hacer sus previsiones y planificación. Y, en este marco, se plantea ahora aliviar las restricciones: por ejemplo, el toque de queda en Cataluña lleva impuesto a las 22 horas desde el 25 de octubre, fecha de inicio del estado de alarma.

Si bien, epidemiólogos de referencia, como la doctora Magda Campins -jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología de la Vall d’Hebron-, han optado por llamar a la prudencia de inmediato ante las palabras de Budó. En este sentido, en declaraciones a “Rac1″, Campins ha asegurado que la relajación de medidas le “preocupa” porque ahora circula “mayoritariamente” la variante británica, mucho más contagiosa, y por ello ha advertido de que si se relajan excesivamente las restricciones, se puede dar una cuarta ola en 10 o 15 días.

En la misma línea, el jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, ha alertado de que la actual situación en Cataluña tampoco es para relajarse. “Ahora estamos en una situación de inestabilidad estable. No sabemos bien hacia dónde vamos. No vamos mal, pero tampoco bien. La situación no es suficientemente buena para relajarse mucho. Nos tenemos que intentar comportar con la máxima prudencia”, ha asegurado.

Los datos epidemiológicos, por ahora, son positivos, pese a que se empieza a detectar un estancamiento en el descenso de los contagios. No obstante, este estancamiento se ha producido en un momento en que la media de positivos diarios está en torno a 1.000, una cifra bastante positiva. En las últimas 24 horas se han notificado 613 casos y 18 fallecidos.

La presión hospitalaria ha crecido. En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.554, que son 72 más que en el último recuento. Un total de 430 pacientes se encuentran ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) -de centros públicos y privados-, cinco más que en el balance anterior.

La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) sube hasta 0,93 y la tasa del riesgo de rebrote ha bajado a 177 puntos.

Desescalada

Cataluña inicia este lunes una nueva fase de desescalada que tendrá como principal medida el levantamiento a partir de este lunes del confinamiento comarcal: todos los ciudadanos podrán moverse por toda Cataluña sin limitación, aunque bajo la condición de que los desplazamientos deben ser con el mismo núcleo de convivencia. El cierre perimetral de la autonomía se mantiene (no se puede entrar ni salir).

Otra de las novedades afecta al comercio: la Generalitat permite la apertura de los establecimientos y centros comerciales -con limitación de espacio (800 metros cuadrados) y aforo- en fin de semana, una novedad destacada respecto al restringido horario actual.

Además, se reanudarán las competiciones deportivas de los menores de 16 años, así como el retorno del público (50% en exteriores, 30% en interiores) en aquellas competiciones con asientos preasignados a excepción de las estatales e internacionales.

También se permite que salas de juego, bingos y casinos retomen su actividad siempre que se haga acorde al plan sectorial que estipula una limitación del aforo al 30%, sin servicio de bar y con una buena ventilación.