Borràs plantea retrasar al martes la segunda votación de la investidura para dar más margen a ERC y JxCat

Se enfría la posibilidad de que Salvador Illa pueda ser candidato ya que Podemos y Ciudadanos descartan el apoyo por ahora

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, durante una reunión con la líder CUP, en Barcelona, Catalunya (España).
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, durante una reunión con la líder CUP, en Barcelona, Catalunya (España).EUROPA PRESS/D.Zorrakino. POOL

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, tiene la intención de retrasar la segunda votación de la investidura al martes. Así tiene previsto plantearlo a los grupos parlamentarios durante la ronda de contactos que ha iniciado hoy -concluirá mañana- para proponer a un candidato para el debate de investidura fijado para el viernes. Para ese día, o mucho cambian las cosas, o todo apunta a que Pere Aragonès no será investido como president porque las negociaciones entre Esquerra y JxCat siguen lejos del acuerdo. En ese escenario, se debería fijar una nueva votación, que inicialmente se preveía celebrar el domingo, pero finalmente se celebrará el martes.

De esta manera, Borràs también da margen a que Esquerra y JxCat para que apuren todo el tiempo posible para llegar a un acuerdo. ¿Tiene encaje legal esta maniobra? Borràs argumenta que sí ya que el Reglamento del Parlament indica que la segunda votación se debe celebrar 48 horas hábiles después. Es decir, sin contar sábado y domingo, sería el martes. No obstante, existe un precedente de investidura en domingo bastante reciente: el caso de Carles Puigdemont, que fue elegido president en domingo.

En paralelo a esta decisión de Borràs, la presidenta del Parlament ha iniciado la ronda de contactos con PP, Ciudadanos y Podemos. Y tras estas reuniones todo indica que las opciones de Salvador Illa para someterse a un debate de investidura quedan reducidas prácticamente al mínimo. El candidato socialista pretendía postularse tras haber ganado las elecciones y para diferenciarse así de Inés Arrimadas en 2017, pero tampoco ha conseguido reunir apoyos y Borràs optará previsiblemente por Aragonès.

En este sentido, los populares han expresado su rechazo a la investidura de Aragonès, mientras que Ciudadanos ha asegurado que si hubiera un candidato constitucionalista -en referencia a Illa- le votarían, pero tampoco han recibido ninguna llamada del PSC para negociar. Los naranjas tampoco apoyarán al candidato de Esquerra.

Podemos tampoco apoyará a Aragonès ni a Illa. Jéssica Albiach ha asegurado que votarán con “coherencia” con lo que han expresado durante la campaña electoral y ha defendido un Govern “progresista” que dé una salida de “izquierdas” a la crisis y una respuesta dialogada al “procés”. “Dijimos que no haríamos un acuerdo con JxCat y le hemos transmitido nuestro voto negativo”, ha dicho Albiach. “Paralelamente hemos trasladado que tampoco es momento de investiduras fakes”, ha añadido, en referencia a Illa.

CUP

La CUP también se ha reunido hoy con Borràs tras el preacuerdo con Esquerra. El contenido de este preacuerdo todavía tiene que pasar por las bases de la CUP, que deberán elegir si votan en contra de Esquerra, se abstienen o a favor.

Si bien, Aragonès necesita del apoyo de JxCat para ser investido. En concreto, la mayoría absoluta está situada en 68 diputados y Esquerra (33) y la CUP (9) suman solo 42: precisan los 32 de JxCat para superar la barrera.