Barcelona comienza hoy la reforma de la Meridiana

La avenida perderá dos carriles de tráfico tras la remodelación entre Mallorca y Navas de Tolosa

Remodelación que se hará en la avenida Meridiana entre las calles Mallorca y Navas
Remodelación que se hará en la avenida Meridiana entre las calles Mallorca y NavasAYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Las obras para transformar la avenida Meridiana comienzan esta misma noche. El Ayuntamiento de Barcelona continuará la reforma que comenzó en el mandato anterior y actuará entre las calles de Mallorca y Las Navas de Tolosa/Josep Estivill, un tramo de 500 metros. Los trabajos llegarán con medio año de retraso, ya que la previsión del consistorio -hecha antes del comienzo de la pandemia- era comenzar la intervención en septiembre de 2020.

El coronavirus también ha obligado a rehacer el calendario para el tramo restante hasta Fabra i Puig. El compromiso del gobierno municipal era abordarlo en este mandato y empezar las obras a principios del 2022. El nuevo calendario sitúa el inicio de los trabajos en el verano del año que viene. De hecho, no será hasta finales de este año que el consistorio tendrá redactado el proyecto. En paralelo, durante el 2022 se redactará el anteproyecto para reformar la Meridiana desde Fabra i Puig hasta el puente de Sarajevo, con un proceso participativo.

La reforma del tramo entre Mallorca y Las Navas de Tolosa/Josep Estivill tiene un presupuesto de 8,3 millones de euros y se alargará un año. Se reducirán los carriles para el tráfico privado y se pondrá un carril bici bidireccional en el centro de la calzada rodeado de vegetación y alumbrado nuevo. En concreto, en este tramo la Meridiana perderá un carril de entrada y uno de salida: habrá dos para el tráfico privado y uno para el transporte público. El carril bici actual sobre las aceras desaparecerá y el espacio que se liberará se destinará a vegetación. En concreto, la Meridiana ganará 108 árboles nuevos.

En las intersecciones de la Meridiana con las calles de la Nación, Trinxant (lado mar), Murcia, Tomà i Padró y Palencia, la actuación prevé una acera continua en forma de plataforma única con prioridad para los peatones para favorecer los desplazamientos a pie. Además, se dibujarán pasos de peatones nuevos para cruzar la Meridiana y se modificarán muchos de los actuales para mejorar los itinerarios.

Con las obras se aprovechará también para reducir un carril de salida al tramo ya reformado entre Valencia y Mallorca. Ahora hay tres carriles de salida para el tráfico privado y quedarán sólo dos, con otro para el transporte público. En el mandato anterior, el Ayuntamiento transformó la Meridiana entre la plaza de las Glòries y la calle de Mallorca, unos 800 metros que incluyen el tramo hasta Aragón con una rambla en medio y un carril bici a ambos lados.

La Meridiana tiene 7,1 kilómetros de longitud y es la tercera vía más larga de Barcelona por detrás de la Diagonal y de la Gran Via. Fue concebida por Ildefons Cerdà en 1859, dentro de su Plan de Reforma y Ensanche de la ciudad.