Esquerra cede a Puigdemont y apoyará a Madaula para la Mesa del Parlament

Los republicanos esperan que su “generosidad” sea recompensada con el apoyo a Pere Aragonès en la investidura

El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, conversan a su llegada a la gala de los Premios de la Música Catalana Enderock 2021.
El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, conversan a su llegada a la gala de los Premios de la Música Catalana Enderock 2021.David BorratEFE

El culebrón del relevo en la Mesa del Parlament parece haber acabado. Esquerra apoyará finalmente a la candidata de JxCat, Aurora Madaula, y descarta vincularlo a la investidura de Pere Aragonès, aunque desde la formación republicana advierten que es un gesto de “generosidad” que esperan que sea recompensado con un pacto que desbloquee la legislatura catalana. El partido de Carles Puigdemont y los republicanos continúan en negociaciones para la investidura de Aragonès.

El relevo que, a primera vista parecía un simple trámite, se estaba convirtiendo en un elemento más de discordancia entre ambas formaciones. La sustitución de Jaume Alonso-Cuevillas como miembro de la Mesa del Parlament requiere de una votación y exige, por tanto, el concurso de Esquerra para que JxCat obtenga mayoría. Los republicanos habían amagado inicialmente con condicionar ese apoyo a la investidura de Aragonès, pero ahora han cambiado de postura con el objetivo de mejorar las relaciones y destensar las negociaciones.

Alonso Cuevillas, abogado de Puigdemont, ha sido purgado en JxCat por cuestionar la estrategia de desobediencia del partido -cree que no sale a cuenta continuar con la aprobación de resolución simbólicas sobre la autodeterminación o contra la Monarquía por el coste político que tiene y la poca efectividad jurídica- y su sustituta será Madaula.

Podemos había presentado a un candidato alternativo (Lucas Ferro) para tratar de forzar un apoyo de Esquerra, pero, finalmente, ha sido en vano. El aspirante morado contaba con el apoyo del PSC, pero requería el “sí” de Esquerra.

La CUP también ha anunciado ya que respaldará a Madaula como miembro de la Mesa del Parlament, por lo que la candidata de JxCat tendrá 74 apoyos: ERC (33), JxCat (32) y CUP (9). La votación en el Parlament todavía no está convocada (tiene que ser la presidenta, Laura Borràs, quien fije la fecha).

Madaula

Madaula (Mollet del Vallès, 1978) es una afín a Puigdemont y un perfil polémico por sus comentarios recientes contra el castellano en una intervención en el Parlament de Salvador Illa. “No sabéis la vergüenza y la rabia que me hace que el candidato de los socialistas pase al castellano en el Parlament. Nuestra nación respalda la lengua y la cultura catalanas, amenazada y minorizada ante la potente lengua castellana. El PSC ha perdido toda la catalanidad”, aseguró en un tuit.

Con Madaula y tras la destitución de Alonso-Cuevillas, JxCat se garantiza tener dos perfiles duros en la Mesa del Parlament, que es el órgano de gobierno de la cámara catalana. Su papel es importante ya que está compuesto por siete miembros y se encarga de tramitar todas las iniciativas que impulsen los grupos parlamentarios. En este sentido, algunas de ellas pueden tener indicios de inconstitucionalidad (como las relacionadas con el “procés”) y la intención de JxCat es plantar cara y tramitarlas pese a las advertencias del Tribunal Constitucional.

De hecho, una de las fuentes de divergencia de la legislatura pasada radicó ahí, en el Parlament: el expresidente Roger Torrent (ERC) quiso evitar toda desobediencia estéril, mientras que Josep Costa (JxCat) apostaba por seguir adelante independientemente del coste que tuviera.