Los 10 pueblos más bonitos de la provincia de Barcelona

Combinan playa y montaña y algunos de ellos son semidesconocidos para el turismo masivo

Sitges es una de las poblaciones con más visitantes y actividad cultural de Cataluña
Sitges es una de las poblaciones con más visitantes y actividad cultural de CataluñaLa Razón

Muy a menudo, de las cuatro provincias catalanas, Barcelona es la más “olvidada” en lo referente al turismo, a los visitantes. No tiene montaña, y tampoco una Costa Brava o una Costa Daurada, pero si que se pueden encontrar muchos pueblos con encanto, y algunos no muy lejanos del área metropolitana. Ahora que el próximo lunes finaliza el confinamiento comarcal, aportamos algunas ideas, sin orden ni preferencia.

Sitges

Sitges es uno de los estandartes del litoral catalán
Sitges es uno de los estandartes del litoral catalánLa Razón

Sin duda es una de las localidades más reconocibles del litoral catalán, y con una gran afluencia de visitantes. Destacan sus playas, su bella iglesia con grandes vistas y, por supuesto, los famosos bares de ambiente y un festival de cine reconocido y seguido en el mundo entero. De visita obligada, especialmente en estos próximos meses, más calurosos. Imprescindible también el Museu del Cau Ferrat, inaugurado en 1893 por Santiago Rusiñol.

Rupit i Pruit

Espectacular vista de Rupit i Pruit
Espectacular vista de Rupit i PruitLa Razón

Uno de los pueblos más espectaculares de la provincia, un bellísimo paraje en la comarca del Osona. Muy cerca de la sierra de la Cabrera, es un municipio muy peculiar, al estar dividido en dos núcleos. Ambos son de visita muy recomendable para alejarse del área metropolitana, y además son diferentes entre ellos. Muy recomendable la iglesia, majestuosa desde el exterior. Además de su magnífica ubicación, aquí podemos disfrutar de las diferentes masías de Pruit, diseminadas a lo largo de la sierra, mientras que Rupit es claro ejemplo de pueblo medieval.

Bagà

Bagà tiene un marcado carácter medieval
Bagà tiene un marcado carácter medievalLa Razón

Es un pequeño pueblo medieval que se encuentra en la entrada del Parque Natural del Cadí-Moixeiró, en la comarca del Bages. Una bonita localidad, perfecta para una escapada de un día, debido al entorno natural que le rodea, con rincones por descubrir, como el nacimiento del río Bastareny o la Fageda de Millarés. Frío en invierno y mucho calor en verano. Destaca el puente románico que da entrada al pueblo, pasando por la Iglesia de Sant Esteve, de estilo románico y gótico.

Vilanova i La Geltrú

Vilanova i La Geltrú es la capital de la comarca del Garraf
Vilanova i La Geltrú es la capital de la comarca del GarrafLa Razón

Muy cerca de Sitges, ambos municipios tienen puntos en común. Por ejemplo, sus playas tan visitadas en verano y una importante actvidad cultural, que incluye festivales de música. Su gran crecimiento demográfico impide por completo distinguir entre los dos núcleos del nombre. Pequeña ciudad del Garraf muy animada.

Talamanca

El Parque Natural de Sant Llorenç del Munt
El Parque Natural de Sant Llorenç del MuntLa Razón

Uno de los parajes naturales más increíbles de la provincia catalana es el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, un lugar ideal para realizar actividades en plena naturaleza. Además, el pueblo más cercano, Talamanca, también destaca por su estética medieval. Belleza y natura en pocos kilómetros a la redonda. En la comarca del Bages, sobresale por la conservación de sus calles y de su castillo, de origen románico.

Sant Sadurní d’Anoia

Las viñas son claves en la economía de Sant Sadurní d'Anoia
Las viñas son claves en la economía de Sant Sadurní d'AnoiaLa Razón

Bonita localidad situada en la comarca del Alt Penedés, de la que es capital. Su característica más importante es, evidentemente, la gran y famosa producción de cava, por lo que la población es de obligada visita para los que gusten del enoturismo. También destaca un importantísimo patrimonio monumental. Por ejemplo, la ermita de San Benedicto de Espiells, de estilo prerrománico.

Colonia Güell

La cripta de Gaudí es el gran atractivo del lugar
La cripta de Gaudí es el gran atractivo del lugarLa Razón

Hay diferentes pueblos bonitos de Barcelona que le deben su encanto a una arquitectura singular, y este es un claro ejemplo. Y no es medieval, ni mucho menos. La Colonia Güell, dentro del municipio de Santa Coloma de Cervelló. Una pequeña población diseñada por el brillante Antoni Gaudí a finales del siglo XIX, destinada a los trabajadores y familiares de una fábrica textil. Es uno de los lugares más insólitos de la provincia barcelonesa. Unas calles con estética modernista, y, en este caso, muy cerca del área metropolitana.

Tavertet

Espectacular vista en Tavertet
Espectacular vista en TavertetLa Razón

Tavertet es uno de los pueblos con más encanto de Barcelona. Una localidad de poco más de 100 habitantes que destaca por ofrecer unas impresionantes vistas de los pantanos de Sau y el Parque Natural del Montseny, gracias a su posición privilegiada. Sus calles, con edificios muy antiguos, están muy bien conservadas. Está declarado Bien de Interés Cultural.

Caldes de Montbui

Caldes de Montbui tiene arquitectura gótica y modernista
Caldes de Montbui tiene arquitectura gótica y modernistaLa Razón

Situado en el Vallès Oriental, Caldes de Montbui es uno de los destinos perfectos para aquellos a los que le gusta disfrutar del turismo termal. Las aguas que fluyen bajo esta localidad alcanzan hasta los 74º grados centígrados, siendo de ls más calientes de toda Europa. En su día, la civilización romana construyó unas termas en el lugar, muy bien conservadas. También está declarada Bien de Interés Cultural, y está en la comarca del Vallès Oriental, muy cerca de Barcelona.

Castellar de N’Hug

El bello paraje del nacimiento del río Llobregat
El bello paraje del nacimiento del río LlobregatLa Razón

Es uno de los pueblos de referencia en Barcelona. No solo por la propia localidad, que bien lo merece, sino por el entorno que lo rodea y que le hace perfecto para una escapada en plena naturaleza, cerca de parajes como Las Fonts del Llobrgat, sin ir más lejos. Es una población de estilo medieval que surge desde lo alto de la montaña, donde poder tener una perspectiva perfecta de las montañas de Berguedà. La conjunción de la arquitectura con las montañas son espectaculares. Es importante destacar que cada año, a finales de agosto, la localidad acoge el concurso de perros de Tura más popular de Cataluña.