El PSC propone la “refundación” de TV3 para que “deje de ser un instrumento independentista”

El partido presenta 12 medidas para que el ente público no esté condicionado por “la estrategia” de las formaciones soberanistas y reclama renovar ya su cúpula en el Parlament

La portavoz del PSC, Alicia Romero, indica el sentido del voto a sus compañeros instalados en la tribuna de invitados junto a Salvador Illa
La portavoz del PSC, Alicia Romero, indica el sentido del voto a sus compañeros instalados en la tribuna de invitados junto a Salvador IllaEnric FontcubertaEFE

El PSC ha hecho pública este lunes su propuesta para “refundar” la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), el ente dependiente de la Generalitat que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio, y dotar a la televisón y la radio públicas de una mayor autonomía para que no sean un “instrumento” al servicio del independentismo. Una lista de hasta 12 medidas que incluyen renovar los órganos de gobierno del ente y del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) en el Parlament, caducados desde hace años y que necesitan de una mayoría de dos tercios para salir adelante. Es decir, JxCat, ERC y la CUP no tienen suficiente con sus escaños para ejecutar los nuevos nombramientos y deberán sumar sí o sí a los socialistas en la cámara.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la dirección socialista de este lunes, la portavoz parlamentaria del partido, Alícia Romero, ha destacado que se trata de un “documento abierto” que a partir de ahora se compartirá con diferentes asociaciones profesionales y partidos políticos para que puedan hacer aportaciones que lo mejoren. El resultado final, ha defendido Romero, tiene que ser un documento que siente las bases para la renovación de los medios públicos catalanes, a fin de garantizar su futuro y acabar con la “decadencia actual”.

La refundación de TV3 y Catalunya Ràdio es trata de una de las principales medidas legislativas que quieren impulsar los socialistas en la presente legislatura para marcar perfil propio en el Parlament y reivindicar su papel propositivo ante el independentismo.

La primera versión elaborada por el PSC, de 37 páginas, sostiene que la CCMA, el organismo que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio, sufre un problema “estructural” que no se ha abordado en los últimos años, en los que, según apunta, sus responsables se han centrado más en promocionar el procés que en buscar una gestión eficiente, promover la transformación digital y fomentar la industria audiovisual de Cataluña, entre otros problemas endémicos.

Inicio del “desbarajuste” en 2011

Los socialistas fijan el inicio del “desbarajuste” en los medios públicos catalanes en 2011, cuando desisten de proyectar “la pluralidad social, cultural, lingüística, territorial y religiosa” de los catalanes y pasan a encumbrar “un universo simbólico soberanista con un star system endogámico que no se corresponde con la mayoría social catalana, que es mucho más plural y compleja”.

Además de “restablecer las misiones de servicio público” de la CCMA para garantizar su pluralismo, la piedra angular de este primer documento de trabajo, el PSC plantea otras iniciativas para adaptar TV3 y Catalunya Ràdio a las nuevas formas de consumo audiovisual, en el que la linealidad pierde peso a favor del streaming, sobre todo entre la población joven.

“Plataforma federal de contenidos”

Así, sugieren una alianza con otras televisiones públicas autonómicas o de ámbito estatal para impulsar una “plataforma federal de contenidos” en línea en la que, por ejemplo, las regiones catalanohablantes del Estado podrían potenciar producciones de forma conjunta. De hecho, el decálogo del PSC habla de apostar decididamente por la construcción de una plataforma de servicios Over The Top (OTT), con participación de todos los operadores públicos del Estado. Una plataforma con capacidad de configurar una oferta lineal y un catálogo de contenidos VoD (video on demand), que muestre la riqueza de los pueblos de España y nos permita profundizar en la visión federal del Estado (RTVE, FORTA y medios locales)”.

Otra de las necesidades que señala el documento es la de garantizar la sostenibilidad económica de los medios públicos catalanes, que en los últimos años han perdido ingresos en publicidad.

En este sentido, se subraya la urgencia de redactar y aprobar un nuevo contrato-programa para la CCMA -el actual es de 2010-, “con una vocación de consenso, con objetivos asumibles que permitan el cumplimiento de las misiones de servicio público y una financiación plurianual que dé estabilidad a los medios públicos de la Corporación”.

Por último, los socialistas reivindican que la CCMA debe fomentar la industria audiovisual catalana y tiene que servir de palanca para emprendedores del sector.

Romero ha explicado que su intención es que, una vez pulido con todas las aportaciones que se reciban, este documento sirva como guía para los nuevos miembros del consejo de gobierno de la CCMA, que tiene pendiente su renovación. La portavoz de PSC-Units en el Parlament ha reiterado que su grupo quiere que la renovación del consejo de gobierno de la CCMA y el Consejo del Audiovisual Catalán se ligue a la designación de un centenar de cargos vacantes o con mandatos caducados que la cámara catalana tiene pendiente desde la anterior legislatura.