El acuerdo de investidura se enreda ahora entre la CUP y JxCat

Podemos acusa a ERC de dejarse “humillar” por el partido de Puigdemont y pide que explore una nueva alternativa

Las diputadas de la CUP, Dolors Sabater (c), de JxCAT, Laura Borràs (i), y de ERC, Marta Vilalta (d).
Las diputadas de la CUP, Dolors Sabater (c), de JxCAT, Laura Borràs (i), y de ERC, Marta Vilalta (d).Quique GarciaEFE

Las negociaciones para la investidura de Pere Aragonès siguen llenas de incertidumbre. A las conversaciones entre Esquerra y JxCat se tiene que sumar un tercer actor, la CUP, que ha reconocido hoy “escollos” en algunos ámbitos. Los cuperos han recriminado la “lentitud” en el avance hacia el acuerdo y han vuelto a echar en cara al partido de Carles Puigdemont que siga sin desvelar su propuesta sobre el “procés”.

¿Cuáles son los escollos? El principal está focalizado en el ámbito sanitario. Según ha explicado la diputada anticapitalista, Laia Estrada, el punto de discordia se centra en que la CUP quiere internalizar servicios como el 061 y el transporte sanitario, pero han detectado “incomodidad” en JxCat. “Pero queremos creer que será superable”, ha apuntado, tras haber advertido que su voluntad sería “internalizar todo lo externalizado” para que la gestión y la provisión sean de titularidad pública. En este sentido, ha recordado que durante la campaña electoral se hizo mucho énfasis en reforzar la atención primaria y mejorar las condiciones laborales de los sanitarios.

Más allá del ámbito sanitario, la CUP también se muestra crítica con la carpeta del “procés” porque JxCat sigue sin ofrecer su propuesta. Los cuperos rechazan aceptar el Consell per la República tal y como está planteado ahora y exigen reformularlo, aunque, de momento, no hay ninguna oferta al respecto. Ahora bien, los cuperos sí reconocen que tanto Puigdemont como el resto de políticos en el “exilio” deben “tener un papel”.

En este sentido, la CUP exige crear una dirección estratégica compuesta por partidos y entidades independentistas (Esquerra, JxCat, CUP, ANC y Òmnium) que dé rumbo al “procés” y en la que todos los actores tengan el mismo papel.

Podemos

Podemos ha metido hoy más presión a Esquerra y con un discurso contundente. En este sentido, ha acusado a Esquerra de dejarse “humillar” por JxCat después de que el partido republicano haya reculado en su ultimátum de buscar alternativas si no había acuerdo antes del 1 de mayo. “La situación es insostenible”, ha afirmado Jéssica Albiach, líder de los Comunes, y ha repasado algunas de las urgencias que afronta Cataluña, como los ERE, el paro juvenil o el próximo curso escolar.

“Estamos en un escenario de continua humillación de JxCat a ERC”, ha aseverado y ha asegurado que las cesiones de los republicanos y las relaciones entre ambos partidos independentistas son el “preludio de la legislatura”. “Hay alternativa”, ha dicho y ha asegurado que solo se requiere de la “valentía y coraje” de ERC para que se materialice este cambio.

Lo cierto es que las negociaciones avanzan, aunque llenas de obstáculos y choques. Hay margen hasta el 26 de mayo y los nervios poco a poco van a ir ganando espacio ya que todavía faltan carpetas por cerrar entre ERC y JxCat y luego habrá que cuadrar el acuerdo con la CUP. En este sentido, los tres partidos independentistas han explicitado su rechazo a forzar una repetición electoral, aunque un desacuerdo inesperado puede dejar a Aragonès sin investidura.

En paralelo, el candidato socialista Salvador Illa ha reiterado su voluntad de presentarse a una investidura para plantear su programa de gobierno. De momento, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha rechazado permitir esta oportunidad a Illa.

No obstante, Aragonès también plantea forzar un nuevo intento de investidura si JxCat mantiene el bloqueo en las próximas semanas. De esta manera, añadirá presión sobre los posconvergentes.