ERC, JxCat y la CUP llegan a un pacto de mínimos para reconducir la negociación

Termina la cumbre independentista en el Parlament con un comunicado ambiguo suscrito por las tres formaciones y que habla de crear un espacio estratégico “más allá” del Govern

La secretaria general de ERC, Marta Vilalta, se dirige a la cumbre que ERC, JxCat y la CUP han iniciado a las 12.00 horas de este miércoles en el Parlament
La secretaria general de ERC, Marta Vilalta, se dirige a la cumbre que ERC, JxCat y la CUP han iniciado a las 12.00 horas de este miércoles en el ParlamentToni AlbirEFE

Pacto de mínimos tras más de dos horas de cumbre entre ERC, JxCat y la CUP en el Parlament para reconducir las conversaciones, tratar desencallar las negociaciones de la investidura y el “inicio de la legislatura” a 15 días de que expire el plazo. Al término del encuentro que han protagonizado hoy en la cámara, las tres formaciones han emitido un comunicado conjunto, escueto y sin más concreciones, que plantea impulsar un “gran Acuerdo Nacional por la Autodeterminación” y un “espacio para el debate de la estrategia independentista más allá de la gobernabilidad”. Pese a todo, el acuerdo final sigue pareciendo lejos.

El hecho de separar el debate sobre la estrategia independentista -la hoja de ruta- de la formación de un nuevo Ejecutivo era uno de los escollos que impedía el acuerdo, ya que JxCat exigía hasta ahora a ERC vincular ambas cosas. Los posconvergentes reclamaban llevar el mando del “procés” a través del Consell per la República de Carles Puigdemont, algo que los republicanos siempre han rechazado. Ahora y según se desprende del texto, el rumbo a tomar se discutirá “más allá de la gobernabilidad”.

Sin embargo, el redactado es inconcluso y deja margen para que cada partido defienda su posicionamiento. La voluntad del independentismo es reconducir las negociaciones tras la ruptura pública entre posconvergentes y republicanos para seguir negociando en plena cuenta atrás. Justo en dos semanas, el 26 de mayo termina el plazo para evitar una repetición electoral que quedaría convocada para el 13 de julio si no hay president.

Del encuentro de este mediodía han salido juntos la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, el diputado de JxCat Francesc Dalmases y la protavoz de la CUP en la Cámara catalana, Eulàlia Reguant. Una foto estudiada y buscada en los pasillos del Parlament para tratar de ofrecer cierta imagen de unidad tras semanas de desencuentros y reproches mutuos.

En este sentido, los tres grupos han acordado convocar una primera reunión de trabajo para construir un “gran Acuerdo Nacional para la Autodeterminación que vaya más allá de los partidos políticos y que agrupe la amplia mayoría social del país favorable a la solución democrática que vive el país, con el compromiso inequívoco que desde el diálogo y el embate democrático al Estado se pueda alcanzar el ejercicio de la autodeterminación y la amnistía durante la próxima legislatura”.

La CUP, mediadora

Ha tenido que ser la CUP, una formación antisistema, la que ha intercedido entre posconvergentes y republicanos actuando de mediadora y convocando un encuentro tras la reunión fallida de ayer en la cámara entre el partido de Aragonès y el de Puigdemont. La cita ha empezado a las 12:00 horas en el despacho de los anticapitalistas en el Parlament.

Al encuentro han asistido por parte de ERC Marta Vilalta y Sergi Sabrià; por la CUP los dirigentes Carles Riera, Eulàlia Reguant, Pau Juvillà y Xavier Pellicer; y de JxCat, de forma presencial Francesc de Dalmases, y telemáticamente Jordi Sànchez desde la cárcel de Lledoners y Elsa Artadi confinada en su domicilio.

El comunicado facilitado tras el cónclave independentista es prácticamente calcado a los cuatro ejes que la CUP había puesto como punto de partida para reconducir las negociaciones con una salvedad: el aspecto referente a la “coordinación independentista”. Este último inciso modifica -y añade ambigüedad- al cuarto punto que proponía el borrador de la CUP, que sugería “situar el debate de la estrategia independentista fuera del marco del pacto de gobierno”. Ahora se habla de “governabilidad”.